CINE y TV

The Crown

Peter Morgan

Virginia Higa

Ser joven todavía era un incordio, una molestia pasajera, cuando Isabel II asumió el trono de Inglaterra a los veinticinco años. Las secuelas de la Segunda Guerra seguían afectando la vida cotidiana y faltaba casi una década para que Londres se convirtiera en el epicentro de la revolución cultural juvenil de los sesenta. The Crown, la nueva serie de Netflix (cuyo regio presupuesto superó los cien millones de dólares), cuenta en trece episodios el ascenso a la corona de la veinteañera Isabel en ese período de transición entre dos mundos, en una época en que la decadencia del imperio británico parecía reflejarse en el ocaso de su propia institución monárquica.

La narración va y viene para contarnos también otras historias: la del tío, el rey Eduardo VIII, que pocos años antes abdicaba al trono tras proponerle matrimonio a una norteamericana divorciada y desencadenaba con ese gesto “romántico” una crisis institucional casi tan grave como la guerra; la del padre, Jorge VI, un hombre tímido que se convierte en rey a la fuerza; la de los últimos años de un Winston Churchill achacoso al frente del partido conservador. Con un manejo virtuoso del punto de vista y sin recurrir a la corrección política ni al amarillismo (los dos extremos que el tema podría haber suscitado), la serie muestra el camino que debe seguir la reina (Claire Foy), una joven sin carisma ni educación formal, para volverse invisible y fundirse con la institución a la que representa, al punto de convertirse en simulacro de sí misma. Después del escándalo de su tío, Isabel no puede darse el lujo de resaltar, de brillar, ni siquiera de tener una personalidad demasiado fuerte. En el contexto de un imperio que se desintegra, la obligación de la corona es acompañar las decisiones del gobierno, aunque eso signifique asumir la tarea de no intervenir. “Lo más difícil de todo es no hacer nada”, le dice su abuela a la reina en un rapto de lucidez institucional. Así es que la gran pregunta por la función de la monarquía en el siglo XX está latente todo el tiempo aunque nunca se la pronuncie abiertamente, y todos los personajes, desde la familia real hasta los asesores del palacio, los políticos o los periodistas, tienen su propia opinión al respecto. En el personaje de Felipe (Matt Smith), el ocioso consorte real, los guionistas encuentran la excusa ideal para dar voz a los cuestionamientos acerca del absurdo y la obsolescencia de la monarquía. Felipe es el contrapunto de la mirada oficial y su función es la del bufón: aparentemente inútil pero siempre incisivo, se burla de todos desde adentro y funciona como un guiño hacia la audiencia cuando señala lo anquilosado de la institución a la que él mismo pertenece.

Cada capítulo de The Crown tiene un arco narrativo perfecto: un retrato de Churchill, la gran niebla de Londres de 1952, los orígenes de la prensa amarilla o la falta de educación de la reina ponen en marcha un relato que —por suerte— no intenta agregarle épica a una historia que no la necesita.

 

The Crown, creada por Peter Morgan, Left Bank Pictures / Netflix, 13 episodios, 2016.

 

OTRAS LITERATURAS

Mendelssohn en el tejado

Jiří Weil

Patricio Lenard

Los nazis no sólo quemaron libros y ejercieron la censura en su afán por “desjudaizar” la cultura. Goebbels se proponía identificar los orígenes raciales de todos los compositores y libretistas alemanes; el Instituto de … leer más

MÚSICA

Tierra

Martín Robbio Trío y Los Guevaristas

Sergio Pujol

Cualquiera sea la idea que se tenga de una música “de tierra”, es probable que esta se relacione con algo concreto y corporal, que asciende a partir de una base sólida. Una expresión sonora … leer más

CINE y TV

Hell or High Water

David Mackenzie

Florencia Romano

Hell or High Water es una película narrativa en sentido clásico. Y es, además, una película de género, con el gran mérito de hacerse cargo de ello. Utilizando todos los elementos del western de … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Antes del encuentro feroz

Agustina María Bazterrica

Manuel Crespo

El título de la primera colección de cuentos de Agustina Bazterrica ya sugiere la médula de sentido que une el libro entero: el énfasis puesto en los instantes previos al estallido, la reconstrucción en … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Porque ella no lo pidió

Enrique Vila-Matas

Raúl A. Cuello

Recuerdo cuando vi por primera vez El mal de Montano. Fue hace unos años en la vidriera de una librería de Santiago de Chile. Me llamó la atención la fotografía que había en la … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Un asterisco Polonia

José Kozer

Denise León

Es difícil irse de la propia infancia. Pero cómo, con qué medios alejarse del pasado envolvente, aunque a esta altura ya seamos nuestros propios padres, nuestras propias madres (o como se pregunta José Kozer: … leer más

CINE y TV

La idea de un lago

Milagros Mumenthaler

Federico Romani

La segunda vida que los textos y las fotografías de la novela Pozo de aire (2009) de Guadalupe Gaona encuentran en el delicado movimiento cinematográfico de Milagros Mumenthaler demanda al espectador una percepción azarosa, … leer más

TEATRO

Como si pasara un tren

Lorena Romanín

Román Setton

A contrapelo de buena parte del panorama actual porteño, sin pretenciosas vueltas de tuerca, sin guiños al espectador, sin autorreferencialidad, Como si pasara un tren muestra de manera ejemplar todo lo que se puede … leer más

DISCUSIÓN

La escritura como filosofía. A raíz del artículo de Kit Maude sobre la traducción de “Zama” al inglés

Marcelo Cohen

Esto no es una réplica. El artículo de Kit Maude me hizo pensar algunas cosas y recordar otras. Voy a tratar de hilarlas. La escritura de Di Benedetto (DB) es una condensación impar de … leer más

TEORÍA Y ENSAYO

Memorias de un cinéfilo

Henri Langlois

Hernán Sassi

La sociedad suele espantarse ante la destrucción de objetos de la cultura. Cada tanto rememora con desmedido pesar la quema de libros en cualquier tiempo y lugar; hace unos años se condolía ante el … leer más