ARTE

El presente está encantador

Diego Bianchi

Federico Baeza

La ajetreada agenda de Diego Bianchi en estos últimos años hacía difícil prever de qué modo iba a hacer frente al encargo del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires sin tropezar otra vez con la misma piedra, es decir, sin atragantarse con su propio proyecto. Tal vez ese pudo haber sido el desvelo de Javier Villa, el curador de la muestra. La fuga fue hacia adentro y hacia afuera del mismo itinerario de Bianchi: tomó de sus sitiales más acorazados piezas paradigmáticas del patrimonio del museo entre los años sesenta y noventa para arrojarlas a su teatro de operaciones. Delimitó un espacio estriado por tabiques, divisiones espejadas, paneles de telgopor, rampas, conductos y puertas corredizas para condicionar el vínculo entre la colección y los visitantes. A esta carrera de obstáculos se suma la desorientación de los transeúntes que peregrinan con sus hojitas, como si fueran un mapa del tesoro, intentando recomponer las filiaciones de las obras en medio del marasmo que enreda cualquier atisbo cronológico o temático.

Una vez atravesada la zona más laberíntica de la muestra, se abre una perspectiva del abigarrado conjunto. En este horizonte sobresalen claramente las contorsionadas esculturas de Alberto Heredia, la evocación más previsible. Pero el recorrido aún depara sorpresas: un psicodélico Rogelio Polesello, un esmerado Eduardo Mac Entyre, una minimalista Margarita Paksa, dos prístinas columnas de Edgardo Giménez y hasta una pieza inalcanzable de Eduardo Costa que nos mira desde su base altísima, y la lista podría continuar. Bianchi encarna la fantasmagoría curatorial: toma las obras como objetos inertes, anestesiadas temporalmente de los relatos que las animaron. Las desafecta de sus apremios historiográficos más conspicuos. Ahora reposan, fueron reducidas a la mansedumbre y a la indefensión, deben jugar otra partida, moverse bajo un influjo que les es ajeno. Ya están acostumbradas, de algún modo les sucede recurrentemente.

El camino de Bianchi siempre se encontró marcado por un ethos hiperproductivo, muy dependiente de la inflexión idiosincrática de sus modos de hacer sobre la materia urbana o sobre ese magma de nuestros consumos más compulsivos. Pero en este episodio se revela otra cara de sus estrategias. La selección de obras, especialmente en torno a la figura de Heredia pero también a las derivas informalistas de los años sesenta, muestra que estuvo tomando notas. Exhibe su solidaridad con los esfuerzos de la crítica vernácula por situar retrospectivamente su trabajo en el ámbito de una historia del arte local. Es que Bianchi absorbe todo. Deglute lo que escuchó por ahí, lo que se escribe sobre él, lo que se hace a su alrededor, lo que polemiza o celebra su trabajo: la silueta que otros construyen sobre sí mismos. Y con esa voracidad logra transitar un sendero sinuoso sembrado de guiños locales y jugadas preparadas para la platea internacional. Se mantiene en movimiento, apenas toma aliento, sabe que la fuga hacia delante —o hacia atrás— es su mejor apuesta.

 

Diego Bianchi, El presente está encantador, curaduría de Javier Villa, Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, 22 de abril – 6 de agosto de 2017.

LITERATURA ARGENTINA

Una aventura

César Aira

Kit Maude

Hace un par de semanas, un prestigioso escritor argentino declaró en una entrevista: “Aira es más que Borges”. Dicen que es una costumbre saludable en las culturas que los hijos maten a sus padres … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Los mantras modernos

Martín Felipe Castagnet

Alberto Silva

Título atrevido para una novela que encara lugares comunes ripiosos, de esos que provocan ataques de pánico de puro obvios: “quiero y me quieren, todavía tengo expectativas, existe un futuro y es luminoso”. ¿Se … leer más

TEATRO

Diarios del odio

Roberto Jacoby / Syd Krochmalny / Silvio Lang

Ariel Schettini

Si las perspectivas desde las que se puede hablar de la puesta en escena de Diarios del odio, de Roberto Jacoby y Syd Krochmalny, son tan plurales, es porque se trata de una obra … leer más

MÚSICA

La verdadera historia de Frank Zappa

Frank Zappa / Peter Occhiogrosso

Pablo S. Alonso

Como sucedió y sucede con los Beatles, Dylan y Gardel, se ha forjado una heterogénea y copiosa bibliografía alrededor de Frank Zappa: desde memorias de amantes hasta lecturas sobre su obra bajo la perspectiva … leer más

TEORÍA Y ENSAYO

Deleuze: los movimientos aberrantes

David Lapoujade

Federico Romani

El libro de David Lapoujade trabaja algunos aspectos del continuo énfasis en la individualidad del ser que inunda buena parte de la filosofía de la primera mitad del siglo XX, tendencia que entró en … leer más

OTRAS LITERATURAS

Los días de Jesús en la escuela

J.M. Coetzee

Juan F. Comperatore

Luego de algunos elogios dubitativos y la parva de críticas no menos erráticas con las que fue recibida su novela anterior, J.M. Coetzee vuelve al ruedo y ofrece la segunda parte de un proyecto … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Un drama eléctrico

Lucas Soares

Marcelo D. Díaz

En el nuevo libro de Lucas Soares predomina un tono epigramático, versos dispersos, breves como esquirlas, que articulan un único poema, juego de contrastes entre sonido y silencio. El mundo, desde esta perspectiva, es … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

La raíz de la furia

Sebastián Miguez Conde

Pablo Potenza

El cuento que abre y da nombre a este primer libro del uruguayo Sebastián Miguez Conde es “La raíz de la furia”. Pero, además, esa palabra —“furia”— bulle de forma reiterada en todos los … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Ártico

Mike Wilson

Gabriel Caldirola

Lo primero que llama la atención de Ártico, el último libro de Mike Wilson, es su forma. Su disposición en la página no comporta una escansión en versos, pero tampoco podría decirse que es … leer más

TEORÍA Y ENSAYO

El visitante

Sergio Chejfec

Leonardo Sabbatella

En las piezas de cámara que componen El visitante hay un tratado implícito sobre la escritura y el viaje como modos de conocimiento desviado. A través de una serie discontinua y aleatoria de textos, … leer más