ARTE

Dórico, jónico, corintio

Ariel Schettini

Reflejar de algún modo la obra de Federico Klemm es una tarea compleja. En parte, porque la personalidad del personaje aludido es tan caleidoscópica y tan fechada históricamente que cualquier alusión puede ser anacrónica o trivial.

Sacar a esa figura de su cristalización es la tarea a la que se entregó Jimena Ferreiro en Dórico, jónico, corintio. El título de la muestra ya pone al visitante en alerta. Se trata de atravesar el hilo delgado de una obra que, más allá de haber sido tragada por el personaje, tiene los rasgos más densos de la historia del arte: una mirada comprometida con lo sublime, la idealización de sus formas y sus etiquetas, una necesidad urgente de ubicarse cerca de lo “expresivo” del cuerpo y, finalmente, el uso político del arte como coartada para mostrar las distancias morales que nos separan. Todas las categorías del arte del siglo XX son necesarias para pensar la obra de Klemm y esta muestra que busca la sintonía con su obra y el salto imposible hacia un momento concreto de la historia del arte: kitsch, camp, gay, queer, arte, forma, técnica, material, mercado, propiedad, inversión, vip, jet set, exclusividad, vanguardia, creatividad, etcétera. Todas esas categorías que rápidamente pasaron en este siglo al uso de la televisión y de las masas, de los teléfonos y de los no entendidos, son las que hacen de la obra de Klemm un objeto de culto.

Eso fue un instante en la historia del arte argentino. Y ese fue el lugar central y popularísimo que una loca perdida y millonaria se podía adjudicar en la historia del arte de un país periférico de América Latina. Si la figura de Klemm sigue siendo convocante, es porque nadie fue capaz de mostrar esos valores finiseculares y decadentistas de la forma crítica en que él lo hizo.

La prueba es la retahíla de herederos de su obra que, más allá de todas las definiciones que lo encasillaron, encuentran allí el susurro de un artista que fue desafiante y complejo. Pero que logró, con su modo escolar de mirar el arte, cuestionar el lugar saturado, macizo y elitista que tiene en Buenos Aires la producción artística, y que es parte de la seriedad provinciana y torva con que el arte es experimentado por la gente “seria”, por los eruditos académicos y los coleccionistas pacatos.

La muestra de Ferreiro toma esa distancia entre el desparpajo de las columnas con peluca de Mauro Guzmán y las alusiones del cuerpo y el sacrificio de Malena Pizani. Un video de Laura Códega, literalmente “fabuloso”, en el que se cuenta la tragedia o la comedia griega en la que los conceptos de la historia del arte “luchan” por la supervivencia puede verse desde los sillones que el mismo Klemm diseñó, como si ambos elementos pudieran encontrar un puente en el tiempo y hubieran sido pensados el uno para el otro. No hay muchas posibilidades en Buenos Aires de experimentar esa distancia perfecta entre lo sublime y lo abyecto como en esta muestra de la Fundación Klemm.

 

Dórico, jónico, corintio. La historia del arte después del derrumbe de la norma, curaduría de Jimena Ferreiro, Fundación Federico Jorge Klemm, Buenos Aires, 10 de agosto – 10 de octubre de 2016.

ARTE

Nicolás Mastracchio en Mite

Juan Tessi

La agenda porteña arranca frenética hacia fines de abril. Las galerías anuncian su programación más o menos en esa fecha y el ritmo va in crescendo hasta la feria de arte de fines de mayo. … leer más

ARTE

Comerme los ojos de los otros

Mauro Guzmán

Emmanuel Franco

Dos amigos se ajustan los chupines y salen a la calle en busca de algo memorable. Las expectativas crecen a la par del silencio que genera el maquinar de sus cabezas. Suben al taxi … leer más

ARTE

Objeto móvil recomendado a las familias

Sebastián Desbats

El fracaso como un riesgo necesario cuando se quiere ser vanguardia quedó inscripto en la trepidante aparición del Grupo Orión en 1939. Como una encrucijada aurática —aquí y ahora—, su lejanía se hizo presente … leer más

ARTE

Todas las ideas con las que me he acostado

Manuel Molina

Leticia Obeid

Todas las ideas con las que me he acostado es un potente conjunto de obras que se autodefinen como citas pero son mucho más que eso. Empezando con una copia mimética de la carpa … leer más

ARTE

Glusberg

Federico Baeza

Su barbada figura se retuerce hasta lo indiscernible. Comienza a multiplicarse, vira hacia un naranja intenso mientras un naciente plano azul sideral lo acecha y hace implosionar toda la imagen en una trama caleidoscópica … leer más

ARTE

La evaporación del encanto

Nani Lamarque

Mario Scorzelli

Estamos atravesados por un relato que no es sólo una pesada herencia, sino una fuerza telúrica con la forma de un hiperobjeto que no podemos aprehender y del que sólo somos capaces de percibir algunos fragmentos … leer más

ARTE

Patricia

Gabriel Chaile

Martín Legón

En algún momento no muy lejano, la nueva gestión del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires deberá recibir un reconocimiento sincero por parte de la escena porteña; indiscutiblemente, en estos años han pasado … leer más

ARTE

Liliana Maresca: fotoperformance, registros y homenajes

Francisco Lemus

Dos momentos extremos se presentan en la trayectoria de Liliana Maresca (1951-1994). El primero fue la huida de la vida conyugal burguesa, constituida por un marido profesional y su hija en un hogar de … leer más

ARTE

Pepsi

Claudia del Río

Nancy Rojas

Pepsi, la exposición reciente de Claudia del Río en la galería Diego Obligado de Rosario, se despliega como una instalación, o más bien como una suma de impresiones sucesivas. La muestra es, por un … leer más

ARTE

Decomiso

Faivovich & Goldberg

Graciela Speranza

Asociados por un “&” como Gilbert & George o el rythm & blues, Faivovich & Goldberg llevan más de una década sondeando el misterio de una lluvia de meteoritos que aterrizó hace 4.000 años … leer más

ver más de ARTE