ARTE

La música es mi casa

Gastón Pérsico

Juan Tessi

La música es mi casa, la muestra de Gastón Pérsico con curaduría de Mariano Mayer en el Malba, toma su nombre del género house, el sucesor en línea de la música disco cuyo lugar de nacimiento, circa 1980, se disputa entre un depósito en el sur de Chicago y un sauna gay en el norte de Manhattan. Democratizando la escena del dance y evangelizando un fuerte sentido de comunidad, este estilo pronto llegaría al Reino Unido, para luego caer en manos de productores italianos que lograron envasarlo en videos con excesos de lycra que recorrieron el mundo casi en tiempo real. Del underground de aquellas discotecas al mainstream de MTV, hay quienes señalan su fecha de vencimiento con precisión: 1996. Ese año, las pistas explotaban con un tema que repetía en su estribillo la traducción al castellano de una frase muy en boga entre las maravillosas criaturas de la noche: “Hola Señorita Cosa”.

En el subsuelo del museo, atravesando una cortina, como quien ya ha dejado su abrigo en el guardarropas para entrar en lo que Pablo Schanton define como “una fábrica de sensaciones” —en referencia al boliche, no al museo—, un silencioso cubo negro de madera laqueada evoca el retorno que usan las bandas cuando tocan en vivo. Una estructura metálica, hecha de varillas para micrófonos, sostiene una composición de sobres blancos de vinilos que están vacíos. Sus ventanillas redondas se replican en las luces que rebotan por doquier, cambiando de color, invocando el ritmo de un sonido que no está. Cuatro lienzos negros, hechos del material que suele recubrir parlantes, cuelgan quietos en la pared a la espera de ser interceptados por el strobe. Las voces que se escuchan podrían venir de cualquier lado porque, como una discoteca, la muestra es el despliegue de un envolvente andamiaje sensorial.

Pérsico toma un grupo de temas house, anula el audio y los traduce al castellano. Su selección va desde los himnos más tempranos del género, como Your Love, del mítico Frankie Knuckles, a efímeros pero eficaces ítalo-hits como Keep Warm, de Jinny. La voz de un hombre y una mujer recitan las letras que el artista volcó en una de las dos ediciones impresas que acompañan la muestra. En un brillante paso dadaísta de apropiación y traspolación, y con el sutil humor que lo caracteriza, transforma estas letras en poesía concreta dedicada a todos los que bailan.

Bajo el formato de Featuring, término reservado por lo general para colaboraciones musicales, la muestra teje una red tanto afectiva como de sentido. Las participaciones e intervenciones de David Lamelas, Lucio Capece, Pablo Schanton, DJs Pareja y Miguel Mitlag amplifican la muestra en múltiples direcciones y maneras de habitarla.

Pérsico, que —no cabe duda— mora en una casa llena de beats desde hace tiempo, tiene una relación estrecha con las cosas y una capacidad singular para vaciarlas y resignificarlas. La música es su casa, pero es su manera de pensarla la que interpela nuestra memoria muscular. “Sacudí tu cuerpo, mové tu cuerpo, dame house” se escucha mientras la sala se planta, por evocación y una serie de ausencias, como el paraíso de los que logran, en algún punto de la noche, entregarse a la experiencia transformativa de la pista.

 

Gastón Pérsico, La música es mi casa, curaduría de Mariano Mayer, Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, 10 de marzo – 2 de julio de 2017.

ARTE

Miró: la experiencia de mirar

Joan Miró

Emmanuel Franco

La obra de Joan Miró implica practicar el ejercicio de la nostalgia, una tendencia viral que aparece en la producción de series ochentosas como Stranger Things o en remakes de clásicos como It, en … leer más

ARTE

Sergio Avello: joven profesional multipropósito

Sergio Avello

Francisco Lemus

“Me interesa lo portátil en el arte. Aprovechar lo higiénico que va implícito con todo lo fácil de llevar. Digamos que soy un artista de intenciones limpias. Mi obra es como bañarse varias veces … leer más

ARTE

Cerámicas sin ceramistas

María Fernanda Pinta

Un ladrillo escoltado por dos veladores, sobre una alfombra verde que trepa apenas por la pared, resulta una imagen bastante sintética de la exhibición que puede verse por estos días en la galería Ruby. … leer más

ARTE

Lontano

Pablo Accinelli

Alfredo Aracil

No fue especialmente atrevido ni interesante el Gallery Weekend de Madrid celebrado el pasado 14 de septiembre. La cita, que marcaba el arranque de una nueva temporada, fue utilizada por las galerías, salvo alguna … leer más

ARTE

Lxs Pierri

Orlando Pierri / Duilio Pierri / Tiziana Pierri

Juan Laxagueborde

En pocos días ya no van a estar colgados en el Centro Cultural Recoleta los cuadros de tres personas apellidadas Pierri, Lxs Pierri: Orlando, Duilio y Tiziana. Abuelo, padre e hija. Antes de que cierre, … leer más

ARTE

Pruden, Guerrieri, Böhtlingk

Déborah Pruden / María Guerrieri / Florencia Böhtlingk

Mario Scorzelli

Uno puede estar con entusiasmo o depresión mientras navega leyendo los diarios del mundo, o permanecer con desconcierto frente a las noticias que predicen el fatal calentamiento global, como un sapo que explota dentro … leer más

ARTE

¿Quién es Daniel Melgarejo?

Daniel Melgarejo

Emmanuel Franco

Parece que Daniel Melgarejo tuvo la oportunidad de hacerlo todo: ilustró tapas para los discos de Virus, bailó entre el mundo de la publicidad y el arte, pasó por la revista Playboy de España, … leer más

ARTE

Porque ¡yo escribo!

Mirtha Dermisache

Alfredo Aracil

No es afortunado el título de esta primera retrospectiva que Malba presenta del trabajo de Mirtha Dermisache. Extraída de su contexto, la cita de la artista no logra evidenciar las fugas presentes en un … leer más

ARTE

… to keep the Moon in sight

Erica Bohm

Martín Legón

Nuestra historia con la luna es la historia de una distancia. Las mitologías y cosmogonías que le atribuyen valores son innumerables (por no decir infinitas), en gran medida porque son las narrativas que nos … leer más

ARTE

PintorAs

Emmanuel Franco

Una armando el listado de obras que van a Madrid. Del Excel pasa a dibujar arabescos mientras escucha reclamos de un curador vía Skype. Otra se concentra y se pierde en los colores de … leer más

ver más de ARTE