ARTE

Ojo

Marcia Schvartz

Francisco Lemus

Las obras de Marcia Schvartz funcionan como una montaña rusa que nos pasea por los sentimientos de una nación y los de la intimidad y, sobre todo, nos sume en la tensión que surge del contacto de ambas esferas que hacen a lo común. Imágenes de este porvenir son las que encontramos en Ojo, su exposición más reciente, curada por Roberto Amigo y Gustavo Marrone en la Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat. Más allá del confuso diseño espacial y la abrumadora cantidad de obras exhibidas en los dos pisos del edificio, la muestra nos permite hacer un recorrido por la producción reciente de la artista y también por algunas pinturas iniciales que constituyen claves de lectura para comprender su presencia en el arte argentino.

Los restos de políticos/as, figuras del medio artístico ridiculizadas, personajes que aún ostentan sus marcas contraculturales y arrabaleras, mujeres desnudas, militantes juveniles y trabajadores/as son representados (y teatralizados) por la artista a través de un ojo que registra, a la vez, los residuos de lo excesivamente visible ―las manos zombis de Perón― y lo marginal ―su amiga tanguera, desnuda, la Gardelita―. Es por su profundo anacronismo, su academicismo activista, por lo que las imágenes de Marcia Schvartz resultan revulsivas, nos presentan un síntoma que sobreviene y hace tambalear los oficialismos estéticos y políticos del arte contemporáneo. De esta manera la apuesta artística por el montaje, mejor dicho, el cirujeo todo terreno, como diría Walter Benjamin, adquiere una capacidad anárquica frente a la aceleración del tiempo y el puro presente enceguecedor; su fuerza arrastra todo al paisaje de las ruinas y la perversión de la parodia.

Si bien gran parte de estas pinturas no se desentienden del realismo que, como sabemos, se articuló en los códigos representacionales de lo “masculino” y la idealización aristocrática de la pobreza, en la artista encontramos un programa minoritario ―lúcida idea de Inés Katzenstein para pensar a un artista de otro pueblo― que se inició entre el exilio en España y la transición democrática y que, como toda historia de vida, es sostenido con vehemencia hasta la actualidad. En este sentido, antologizar el pasado con el presente es una propuesta curatorial reconfortante, ya que permite emparentar las obras en un mismo mapa de límites torcidos, esquizoides y camp, con personajes de nuestra soberanía nacional, la basura (con especial énfasis por el archivo gráfico: un tic del collage modernista y una aversión kirchnerista por los multimedios) y los nadies que, en su caso, siempre han tenido nombre y origen sin ser el botín de los triunfadores, como por ejemplo: Mate con galletas, Fanzineroso, Ella es la reina del rock & roll, Circuitería cerebral, Tremebunda, Nelba y Constitución.

Las pinturas expuestas y otras memorables de los años ochenta que dan cuenta de formas de vida alternativas, como El maestro Gumier Maier y su obra macetón (1983), Retrato de Klaudia (1989) y Batato (1989), invitan a relativizar las polaridades ocurridas años después en torno al “arte rosa light” y el “arte comprometido”. Sin quitarle visceralidad al tema, es posible aligerar el lugar de enunciación que eligieron algunos artistas y pensar aquellas líneas de intensidad que se continuaron, quizás, con otro ritmo. Si la historia del arte no estuviese dividida en décadas y movimientos lineales sino trazada por una genealogía del montaje, el pastiche, el ensamblaje, la superposición y la tensa asociación de fragmentos incongruentes del mundo material (¿una modernidad distinta?), Marcia y otros artistas ―como Antonio Berni, Alberto Heredia, Liliana Maresca, Marcelo Pombo, Omar Schiliro y Fernanda Laguna― integrarían una misma comunidad de recolectores.

 

Marcia Schvartz, Ojo, curaduría de Roberto Amigo y Gustavo Marrone, Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat, Buenos Aires, 20 de octubre – 22 de enero de 2017.

 

 

ARTE

Porque ¡yo escribo!

Mirtha Dermisache

Alfredo Aracil

No es afortunado el título de esta primera retrospectiva que Malba presenta del trabajo de Mirtha Dermisache. Extraída de su contexto, la cita de la artista no logra evidenciar las fugas presentes en un … leer más

ARTE

… to keep the Moon in sight

Erica Bohm

Martín Legón

Nuestra historia con la luna es la historia de una distancia. Las mitologías y cosmogonías que le atribuyen valores son innumerables (por no decir infinitas), en gran medida porque son las narrativas que nos … leer más

ARTE

PintorAs

Emmanuel Franco

Una armando el listado de obras que van a Madrid. Del Excel pasa a dibujar arabescos mientras escucha reclamos de un curador vía Skype. Otra se concentra y se pierde en los colores de … leer más

ARTE

Skulptur Projekte Münster 2017

Mariano Mayer

Este año la etiqueta “el verano de arte” no es la constante. En reemplazo se escuchan ligeros y ¿prudentes? estados de opinión en relación con los grandilocuentes eventos expositivos estivales. Llego a documenta 14 … leer más

ARTE

Soñé que me rapaba, me convertía en varón y desfilaba con un papel entre los dientes

Maruki Nowacki

Emmanuel Franco

Soñé que me rapaba, me convertía en varón y desfilaba con un papel entre los dientes es el título de la exhibición de Maruki Nowacki en la galería UV. Algún curador multiuso, de esos que se … leer más

ARTE

Bóveda gagá

Ana Vogelfang

Laura Ojeda Bär

Las paredes son lo que la piel al cuerpo. Ambas cumplen roles similares. Por un lado, protegen el volumen que recubren. Por otro, en su superficie se registra el contacto con el exterior: primero, … leer más

ARTE

El presente está encantador

Diego Bianchi

Federico Baeza

La ajetreada agenda de Diego Bianchi en estos últimos años hacía difícil prever de qué modo iba a hacer frente al encargo del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires sin tropezar otra vez … leer más

ARTE

El subastador

Simon de Pury / William Stadiem

Raúl A. Cuello

“Tienes que comerte las galletas cuando pase la bandeja” es la frase que se repite como un mantra en El subastador, extraño libro que retrata la biografía de Simon de Pury, marchante suizo catalogado … leer más

ARTE

Díptico

Jorge Macchi / Nicolás Fernández Sanz

Graciela Speranza

El prodigio sucede en “El otro cielo”, quizás el mejor cuento de Cortázar: un oscuro corredor de bolsa entra en el Pasaje Güemes de la calle Florida, viaja en el tiempo y el espacio, … leer más

ARTE

Los derivados

Hernán Borisonik

Desde el siglo XIX en general, pero muy en particular desde la década de 1980, la “ciencia económica” (y su principal producto, la economía neoclásica que domina las universidades) se ha encargado de elaborar … leer más

ver más de ARTE