ARTE

PintorAs

Emmanuel Franco

Una armando el listado de obras que van a Madrid. Del Excel pasa a dibujar arabescos mientras escucha reclamos de un curador vía Skype. Otra se concentra y se pierde en los colores de su bordado que se mueven como olas de Mar del Plata, vaivén va, vaivén viene, el recuerdo de una abuela con pésimo carácter y una manía de meter miedo que la persigue a ella y a todas. Una memoria encriptada en el bordado, documento histórico de la asignación de tareas, de viejas maneras en que los oficios construían prototipos de ellas y de otras. Estos documentos también inventaban rituales de conocimiento y fantasía, como un eterno primer beso. En generaciones posteriores las mujeres se dedicarían a dibujar gatos y a pintar floreros, a debatir sobre el veganismo y el tiempo que la historia del arte les sigue robando.

Una línea se rebela después de un extenso recorrido, se pelea con otra línea y se agrupan muchas otras, a su alrededor manchas de colores que advierten un paisaje jugoso: grandes rectángulos colgados en la pared, cómplices e imponentes el uno con el otro.  Estallidos por todos lados, en colores y en formas, en mujeres que saborean la libertad entre obras y orgasmos. Cerámica que lleva el perfume de un hijo, pedazos de óleo del tamaño de un microbio, pruebas de la necesidad de crear un colectivo de afinidades, de adherir y gestionar una necesidad mutante. El cuerpo de la mujer no es fácil de descifrar y no siempre aparece en forma de pechos y labios, a veces puede ser una naturaleza muerta apoyada en una esquina del piso o se convierte en  muñeco con forma de gato refugiado bajo dos bastidores rosas; las obras como pequeños gestos de humor que pican y carcomen. No estar solas es una responsabilidad y un deseo. Objetivo hermafrodita, del tipo sombra, que las acompaña en el montaje de una exhibición, en una jornada de videoarte, en la soledad del taller de una artista.

En esta reunión de amigas no hace falta hablar mucho o gritar. La calma no es sinónimo de obediencia, pero refleja una misión eléctrica: las otras se volverán una o al menos van a intentarlo. No necesitan ahogarse en discursos explosivos, todas cargan con una cruz y una manera de hacer diferente. Los hilos deberían estar en contacto pero sin rasparse, no vale la pena dar batalla desde las palabras.

Una llorando de felicidad al saber que volverá a reencontrarse con su colega y que, otra vez, van a ejercitar la despedida. Caen las luces sobre la avenida Forest, el vidrio contiene las risas de todas, dementes y experimentadas como una abstracción geométrica, la pesada herencia que les dejaron sus “referentes” varones. Varias mujeres cantan y sus pechos se abren, una pequeña muerte que es sinónimo de victoria.  Otra artista escribe en su Facebook que pinta cuadros para pagar una hipoteca, sería hermoso que ella se les uniera.

 

PintorAs, con curaduría de Carmen Ferreyra, Galería Ruby, Buenos Aires, 14 de junio – 21 de julio.

ARTE

Skulptur Projekte Münster 2017

Mariano Mayer

Este año la etiqueta “el verano de arte” no es la constante. En reemplazo se escuchan ligeros y ¿prudentes? estados de opinión en relación con los grandilocuentes eventos expositivos estivales. Llego a documenta 14 … leer más

ARTE

Soñé que me rapaba, me convertía en varón y desfilaba con un papel entre los dientes

Maruki Nowacki

Emmanuel Franco

Soñé que me rapaba, me convertía en varón y desfilaba con un papel entre los dientes es el título de la exhibición de Maruki Nowacki en la galería UV. Algún curador multiuso, de esos que se … leer más

ARTE

Bóveda gagá

Ana Vogelfang

Laura Ojeda Bär

Las paredes son lo que la piel al cuerpo. Ambas cumplen roles similares. Por un lado, protegen el volumen que recubren. Por otro, en su superficie se registra el contacto con el exterior: primero, … leer más

ARTE

El presente está encantador

Diego Bianchi

Federico Baeza

La ajetreada agenda de Diego Bianchi en estos últimos años hacía difícil prever de qué modo iba a hacer frente al encargo del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires sin tropezar otra vez … leer más

ARTE

El subastador

Simon de Pury / William Stadiem

Raúl A. Cuello

“Tienes que comerte las galletas cuando pase la bandeja” es la frase que se repite como un mantra en El subastador, extraño libro que retrata la biografía de Simon de Pury, marchante suizo catalogado … leer más

ARTE

Díptico

Jorge Macchi / Nicolás Fernández Sanz

Graciela Speranza

El prodigio sucede en “El otro cielo”, quizás el mejor cuento de Cortázar: un oscuro corredor de bolsa entra en el Pasaje Güemes de la calle Florida, viaja en el tiempo y el espacio, … leer más

ARTE

Los derivados

Hernán Borisonik

Desde el siglo XIX en general, pero muy en particular desde la década de 1980, la “ciencia económica” (y su principal producto, la economía neoclásica que domina las universidades) se ha encargado de elaborar … leer más

ARTE

Mano de obra

Juan José Cambre

Florencia Bohtlingk

Y todo es orden, lujo, calma y voluptuosidad. Esa noble aspiración de un Baudelaire exaltado de juventud, que todos al empezar deseamos mientras tiramos brochazos desesperados en la tela, tratando de encontrar el atajo … leer más

ARTE

La música es mi casa

Gastón Pérsico

Juan Tessi

La música es mi casa, la muestra de Gastón Pérsico con curaduría de Mariano Mayer en el Malba, toma su nombre del género house, el sucesor en línea de la música disco cuyo lugar … leer más

ARTE

Tristes trópicos

Nora Aslan / Sebastián Camacho / Lorena Marchetti / Kirsten Mosel

Clarisa Appendino

Confío en que los temas de algunas conversaciones provienen de experiencias cercanas, casi inmediatas, pero esa conexión no aparece hasta que decidimos indagarla. Partimos de la muestra Tristes trópicos caminando con un viento que … leer más

ver más de ARTE