ARTE

Pruden, Guerrieri, Böhtlingk

Déborah Pruden / María Guerrieri / Florencia Böhtlingk

Mario Scorzelli

Uno puede estar con entusiasmo o depresión mientras navega leyendo los diarios del mundo, o permanecer con desconcierto frente a las noticias que predicen el fatal calentamiento global, como un sapo que explota dentro de una olla con agua hirviendo. Esos son tres de los cuatro estados de ánimo más habituales de la época, el restante es el que motiva esta exhibición y lo conocemos con el nombre de melancolía. Cuando alguien se pone a revisar imágenes viejas, puede caer con facilidad en ese estado estéril que detiene el curso de la vida para abrirse a la gracia sin ninguna intención determinada.

Es difícil entender algo incomprensible como la muerte. No por la dificultad que eso implica para las personas que poseen un cerebro, sino porque todas las personas además tienen un corazón. La tradición dice que uno se debe vestir de negro, pero también puede hacer como Claudio Iglesias, que se rodea de colores para iluminar la oscuridad. ¡Que paradoja que alguien sea llamado curador cuando en realidad está haciendo un luto!

No hay mucho que pueda decir acerca de esas hermosas obras que no haya sido dicho antes por ellas. No sé si es que me falta imaginación o si mis agonías cobran un carácter efímero e irrelevante frente a ese tipo de imágenes. Algunas pinturas parecen mariposas inmortales que no necesitan aferrarse a nadie. No pertenecen a este mundo, aunque de todas maneras nos hacen recordar algunos buenos momentos. Ellas nacieron como las moscas y los gusanos de la mano de la muerte y ahora se ríen con profunda autonomía; mientras muestran todos sus colores, que no estamos dispuestos a olvidar.

Las personas que visitaron la exhibición y la encontraron anticuada o floja no tienen la culpa; en un punto están en lo cierto, pero tal vez sólo miraron en su interior y pasaron por alto las cosas hermosas que se encuentran afuera. Esas pinturas tienen la edad de un adolescente que ha resistido incendios, inundaciones y nuestra indiferencia. Deberíamos tenerles algo de respeto por el hecho de haber sobrevivido a tantas catástrofes. Realmente necesitamos esas obras para transformar nuestro ánimo, porque la melancolía no está adentro de los ojos.

Estar entusiasmados o deprimidos por un futuro que no parece ser mejor que el mundo que ya perdimos es un plan bastante malo, pero aun así los días siguen estando soleados. Tal vez nada de esto que estoy diciendo tenga fundamentos y quizá sería mejor encontrar alguna cita intelectual para justificar esta mala reseña, pero en el fondo, la melancolía no tiene argumentos. Al menos eso parecen decirnos las pinturas de Déborah Pruden, María Guerrieri y Florencia Böhtlingk, que están ahí reunidas en memoria de Alfredo Londaibere.

 

Déborah Pruden, María Guerrieri y Florencia Böhtlingk, Pruden, Guerrieri, Böhtlingk, curaduría de Claudio Iglesias, SlyZmud, Buenos Aires, 17 de agosto – 29 de septiembre de 2017.

ARTE

Partidas simultáneas

Estefanía Landesmann

Alfredo Aracil

Tan lejos de la fotografía… y sin embargo, todavía atraídos por su fuerza gravitatoria, por su magia. Desde las entrañas de un lenguaje que, a fuerza de chocar con sus límites, es capaz de … leer más

ARTE

La torpeza emocional

Clara Esborraz / Cotelito / Fabián Ramos / Alfredo Frías / Fantine Andrès

Alfredo Aracil

De igual forma que Piedras no es sólo una galería de arte gestionada por artistas, sino un departamento, un lugar para hacer amigos y, ocasionalmente, una pista de baile, una muestra a veces puede … leer más

ARTE

Una unidad indivisible

Florencia Vecino / Nina Kovensky / Cervio Martini / Ulises Mazzuca

Emmanuel Franco

Las exhibiciones son cuerpos afectados por lo que parece una terapia de acupuntura, en la que las ideas e hipótesis de los curadores funcionan como agujas que perforan las obras de arte, que a … leer más

ARTE

Miró: la experiencia de mirar

Joan Miró

Emmanuel Franco

La obra de Joan Miró implica practicar el ejercicio de la nostalgia, una tendencia viral que aparece en la producción de series ochentosas como Stranger Things o en remakes de clásicos como It, en … leer más

ARTE

Sergio Avello: joven profesional multipropósito

Sergio Avello

Francisco Lemus

“Me interesa lo portátil en el arte. Aprovechar lo higiénico que va implícito con todo lo fácil de llevar. Digamos que soy un artista de intenciones limpias. Mi obra es como bañarse varias veces … leer más

ARTE

Cerámicas sin ceramistas

María Fernanda Pinta

Un ladrillo escoltado por dos veladores, sobre una alfombra verde que trepa apenas por la pared, resulta una imagen bastante sintética de la exhibición que puede verse por estos días en la galería Ruby. … leer más

ARTE

Lontano

Pablo Accinelli

Alfredo Aracil

No fue especialmente atrevido ni interesante el Gallery Weekend de Madrid celebrado el pasado 14 de septiembre. La cita, que marcaba el arranque de una nueva temporada, fue utilizada por las galerías, salvo alguna … leer más

ARTE

Lxs Pierri

Orlando Pierri / Duilio Pierri / Tiziana Pierri

Juan Laxagueborde

En pocos días ya no van a estar colgados en el Centro Cultural Recoleta los cuadros de tres personas apellidadas Pierri, Lxs Pierri: Orlando, Duilio y Tiziana. Abuelo, padre e hija. Antes de que cierre, … leer más

ARTE

¿Quién es Daniel Melgarejo?

Daniel Melgarejo

Emmanuel Franco

Parece que Daniel Melgarejo tuvo la oportunidad de hacerlo todo: ilustró tapas para los discos de Virus, bailó entre el mundo de la publicidad y el arte, pasó por la revista Playboy de España, … leer más

ARTE

Porque ¡yo escribo!

Mirtha Dermisache

Alfredo Aracil

No es afortunado el título de esta primera retrospectiva que Malba presenta del trabajo de Mirtha Dermisache. Extraída de su contexto, la cita de la artista no logra evidenciar las fugas presentes en un … leer más

ver más de ARTE