ARTE

Todas las ideas con las que me he acostado

Manuel Molina

Leticia Obeid

Todas las ideas con las que me he acostado es un potente conjunto de obras que se autodefinen como citas pero son mucho más que eso. Empezando con una copia mimética de la carpa de Tracey Emin —allí donde la artista inglesa inventariaba a las personas con las que había tenido sexo, Manuel Molina reemplaza esos nombres por conceptos—, pasando por La familia obrera (1968) de Oscar Bony, reversionada por un coqueto trío de envases de Off en un pedestal bajo un mosquitero con el nombre de Familia Oberá, nos encontramos luego con una pila de libros marxistas y posmarxistas desbordando una conservadora de camping, y en cierto momento nos topamos con el concepto de mónada esbozado por Leibniz. Cada trabajo tiene su correspondiente ficha de catalogación, hecha por el artista: “Proceso: El filósofo alemán Gottfried Leibniz usa una metáfora para definir la estructura del mundo en todas sus escalas: un estanque cerrado con peces tranquilos en su interior es la lógica de Dios, de una ciudad, de un sujeto y de un estanque mismo, de cada uno de sus peces, y hasta de los humores de cada uno de esos seres. Leibiniz llama a cada estanque ‘mónada’, y cada mónada, por pequeña que sea, lleva dentro la estructura del todo”. Para poner manos a la obra, la metáfora se convierte en una pileta pelopincho averiada, con poca agua y una serie de botellas flotando, coronadas por un par de peces inflables suspendidos en el aire.

Una pintura de Kandinsky se despieza, como en esos diagramas del diseño industrial donde vemos un secador de pelo explotado en pequeñas partículas, limpiamente; un semestre de vida se expresa en la lista de productos comprados en el supermercado, impresa en una larguísima etiqueta de raso blanco, como las que llevan las prendas, las toallas o la ropa de cama. En este vaivén entre lo industrial y lo artesanal, lo único y lo repetido, el original y la copia, lo urbano y lo rural, las polaridades más evidentes empiezan a erosionarse y las conexiones se dan, en todo caso, en forma de constelación. Si bien, a primera vista, el conjunto de obras que se despliegan en una especie de retícula en el espacio, con su lógica propia (¿acaso son postas de una peregrinación amorosa?, ¿el retrato de un año de convivencia?), parecieran ser células de una misma cosa, luego de recorrerlas una por una podemos empezar a sentir que son objetos dislocados, a la manera en que a veces un defecto de impresión hace que la imagen muestre sus capas de colores desfasadas. En este movimiento es donde ocurre la diferencia: lo que parecen ser objets trouvés son, en realidad, objetos desencontrados, desvinculados, corridos de función pero también de pertenencia; objetos que, a su manera, claman nostálgicamente por un origen perdido.

Todo fenómeno artístico es algo cambiado de lugar y de función. Pero cuando la materia misma de la obra es el objeto industrial, siempre plausible de ser reproducido infinitamente, esta paradoja se empieza a multiplicar: ¿qué hace que un set de objetos de camping sean únicos? ¿Qué significa el color rojo de una prenda de vestir? Más de dos prendas rojas en una soga ¿hacen un manifiesto? La tierra roja de Misiones ¿debe trasladarse en una valija contemporánea o hay que buscar una valija de cierta edad? La obra de Manuel Molina está impregnada de la tradición del inventario, un procedimiento muy caro al arte más radical del siglo XX. Este intento de descomponer exhaustivamente las cosas para inventariarlas, lejos de apartarse de todo sentimentalismo, termina por reforzar el magnetismo de las partículas emocionales dispersas aquí y allá hasta volverlas centrales. Ese puede ser el patrón de fondo de esta muestra. Todas las ideas con las que me he acostado es, tal como promete, un amoroso homenaje al pensamiento.

 

Manuel Molina, Todas las ideas con las que me he acostado, curaduría de Cuauhtémoc Medina, Alejandra Aguada y Solana Molina Viamonte, Móvil, 1 de abril – 3 de junio de 2017.

ARTE

El presente está encantador

Diego Bianchi

Federico Baeza

La ajetreada agenda de Diego Bianchi en estos últimos años hacía difícil prever de qué modo iba a hacer frente al encargo del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires sin tropezar otra vez … leer más

ARTE

El subastador

Simon de Pury / William Stadiem

Raúl A. Cuello

“Tienes que comerte las galletas cuando pase la bandeja” es la frase que se repite como un mantra en El subastador, extraño libro que retrata la biografía de Simon de Pury, marchante suizo catalogado … leer más

ARTE

Díptico

Jorge Macchi / Nicolás Fernández Sanz

Graciela Speranza

El prodigio sucede en “El otro cielo”, quizás el mejor cuento de Cortázar: un oscuro corredor de bolsa entra en el Pasaje Güemes de la calle Florida, viaja en el tiempo y el espacio, … leer más

ARTE

Los derivados

Hernán Borisonik

Desde el siglo XIX en general, pero muy en particular desde la década de 1980, la “ciencia económica” (y su principal producto, la economía neoclásica que domina las universidades) se ha encargado de elaborar … leer más

ARTE

Mano de obra

Juan José Cambre

Florencia Bohtlingk

Y todo es orden, lujo, calma y voluptuosidad. Esa noble aspiración de un Baudelaire exaltado de juventud, que todos al empezar deseamos mientras tiramos brochazos desesperados en la tela, tratando de encontrar el atajo … leer más

ARTE

La música es mi casa

Gastón Pérsico

Juan Tessi

La música es mi casa, la muestra de Gastón Pérsico con curaduría de Mariano Mayer en el Malba, toma su nombre del género house, el sucesor en línea de la música disco cuyo lugar … leer más

ARTE

Tristes trópicos

Nora Aslan / Sebastián Camacho / Lorena Marchetti / Kirsten Mosel

Clarisa Appendino

Confío en que los temas de algunas conversaciones provienen de experiencias cercanas, casi inmediatas, pero esa conexión no aparece hasta que decidimos indagarla. Partimos de la muestra Tristes trópicos caminando con un viento que … leer más

ARTE

Materia, forma y poder

Carlos Huffmann

Mario Scorzelli

Una pintura que parece representar la tapa de alguna versión alternativa del libro Leviatán de Thomas Hobbes recibe a los individuos que ingresan a la sala para observar la muestra de Carlos Huffmann. La … leer más

ARTE

Nicolás Mastracchio en Mite

Juan Tessi

La agenda porteña arranca frenética hacia fines de abril. Las galerías anuncian su programación más o menos en esa fecha y el ritmo va in crescendo hasta la feria de arte de fines de mayo. … leer más

ARTE

Comerme los ojos de los otros

Mauro Guzmán

Emmanuel Franco

Dos amigos se ajustan los chupines y salen a la calle en busca de algo memorable. Las expectativas crecen a la par del silencio que genera el maquinar de sus cabezas. Suben al taxi … leer más

ver más de ARTE