ARTE

Todas las ideas con las que me he acostado

Manuel Molina

Leticia Obeid

Todas las ideas con las que me he acostado es un potente conjunto de obras que se autodefinen como citas pero son mucho más que eso. Empezando con una copia mimética de la carpa de Tracey Emin —allí donde la artista inglesa inventariaba a las personas con las que había tenido sexo, Manuel Molina reemplaza esos nombres por conceptos—, pasando por La familia obrera (1968) de Oscar Bony, reversionada por un coqueto trío de envases de Off en un pedestal bajo un mosquitero con el nombre de Familia Oberá, nos encontramos luego con una pila de libros marxistas y posmarxistas desbordando una conservadora de camping, y en cierto momento nos topamos con el concepto de mónada esbozado por Leibniz. Cada trabajo tiene su correspondiente ficha de catalogación, hecha por el artista: “Proceso: El filósofo alemán Gottfried Leibniz usa una metáfora para definir la estructura del mundo en todas sus escalas: un estanque cerrado con peces tranquilos en su interior es la lógica de Dios, de una ciudad, de un sujeto y de un estanque mismo, de cada uno de sus peces, y hasta de los humores de cada uno de esos seres. Leibiniz llama a cada estanque ‘mónada’, y cada mónada, por pequeña que sea, lleva dentro la estructura del todo”. Para poner manos a la obra, la metáfora se convierte en una pileta pelopincho averiada, con poca agua y una serie de botellas flotando, coronadas por un par de peces inflables suspendidos en el aire.

Una pintura de Kandinsky se despieza, como en esos diagramas del diseño industrial donde vemos un secador de pelo explotado en pequeñas partículas, limpiamente; un semestre de vida se expresa en la lista de productos comprados en el supermercado, impresa en una larguísima etiqueta de raso blanco, como las que llevan las prendas, las toallas o la ropa de cama. En este vaivén entre lo industrial y lo artesanal, lo único y lo repetido, el original y la copia, lo urbano y lo rural, las polaridades más evidentes empiezan a erosionarse y las conexiones se dan, en todo caso, en forma de constelación. Si bien, a primera vista, el conjunto de obras que se despliegan en una especie de retícula en el espacio, con su lógica propia (¿acaso son postas de una peregrinación amorosa?, ¿el retrato de un año de convivencia?), parecieran ser células de una misma cosa, luego de recorrerlas una por una podemos empezar a sentir que son objetos dislocados, a la manera en que a veces un defecto de impresión hace que la imagen muestre sus capas de colores desfasadas. En este movimiento es donde ocurre la diferencia: lo que parecen ser objets trouvés son, en realidad, objetos desencontrados, desvinculados, corridos de función pero también de pertenencia; objetos que, a su manera, claman nostálgicamente por un origen perdido.

Todo fenómeno artístico es algo cambiado de lugar y de función. Pero cuando la materia misma de la obra es el objeto industrial, siempre plausible de ser reproducido infinitamente, esta paradoja se empieza a multiplicar: ¿qué hace que un set de objetos de camping sean únicos? ¿Qué significa el color rojo de una prenda de vestir? Más de dos prendas rojas en una soga ¿hacen un manifiesto? La tierra roja de Misiones ¿debe trasladarse en una valija contemporánea o hay que buscar una valija de cierta edad? La obra de Manuel Molina está impregnada de la tradición del inventario, un procedimiento muy caro al arte más radical del siglo XX. Este intento de descomponer exhaustivamente las cosas para inventariarlas, lejos de apartarse de todo sentimentalismo, termina por reforzar el magnetismo de las partículas emocionales dispersas aquí y allá hasta volverlas centrales. Ese puede ser el patrón de fondo de esta muestra. Todas las ideas con las que me he acostado es, tal como promete, un amoroso homenaje al pensamiento.

 

Manuel Molina, Todas las ideas con las que me he acostado, curaduría de Cuauhtémoc Medina, Alejandra Aguada y Solana Molina Viamonte, Móvil, 1 de abril – 3 de junio de 2017.

ARTE

Nicolás Mastracchio en Mite

Juan Tessi

La agenda porteña arranca frenética hacia fines de abril. Las galerías anuncian su programación más o menos en esa fecha y el ritmo va in crescendo hasta la feria de arte de fines de mayo. … leer más

ARTE

Comerme los ojos de los otros

Mauro Guzmán

Emmanuel Franco

Dos amigos se ajustan los chupines y salen a la calle en busca de algo memorable. Las expectativas crecen a la par del silencio que genera el maquinar de sus cabezas. Suben al taxi … leer más

ARTE

Objeto móvil recomendado a las familias

Sebastián Desbats

El fracaso como un riesgo necesario cuando se quiere ser vanguardia quedó inscripto en la trepidante aparición del Grupo Orión en 1939. Como una encrucijada aurática —aquí y ahora—, su lejanía se hizo presente … leer más

ARTE

Glusberg

Federico Baeza

Su barbada figura se retuerce hasta lo indiscernible. Comienza a multiplicarse, vira hacia un naranja intenso mientras un naciente plano azul sideral lo acecha y hace implosionar toda la imagen en una trama caleidoscópica … leer más

ARTE

La evaporación del encanto

Nani Lamarque

Mario Scorzelli

Estamos atravesados por un relato que no es sólo una pesada herencia, sino una fuerza telúrica con la forma de un hiperobjeto que no podemos aprehender y del que sólo somos capaces de percibir algunos fragmentos … leer más

ARTE

Patricia

Gabriel Chaile

Martín Legón

En algún momento no muy lejano, la nueva gestión del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires deberá recibir un reconocimiento sincero por parte de la escena porteña; indiscutiblemente, en estos años han pasado … leer más

ARTE

Liliana Maresca: fotoperformance, registros y homenajes

Francisco Lemus

Dos momentos extremos se presentan en la trayectoria de Liliana Maresca (1951-1994). El primero fue la huida de la vida conyugal burguesa, constituida por un marido profesional y su hija en un hogar de … leer más

ARTE

Pepsi

Claudia del Río

Nancy Rojas

Pepsi, la exposición reciente de Claudia del Río en la galería Diego Obligado de Rosario, se despliega como una instalación, o más bien como una suma de impresiones sucesivas. La muestra es, por un … leer más

ARTE

Decomiso

Faivovich & Goldberg

Graciela Speranza

Asociados por un “&” como Gilbert & George o el rythm & blues, Faivovich & Goldberg llevan más de una década sondeando el misterio de una lluvia de meteoritos que aterrizó hace 4.000 años … leer más

ARTE

Ojo

Marcia Schvartz

Francisco Lemus

Las obras de Marcia Schvartz funcionan como una montaña rusa que nos pasea por los sentimientos de una nación y los de la intimidad y, sobre todo, nos sume en la tensión que surge … leer más

ver más de ARTE