CINE y TV

Elle

Paul Verhoeven

Federico Romani

La última película de Paul Verhoeven comienza como una de Darío Argento: hay violencia sexual, una agresiva figura vestida de negro y un gato pardo que lo observa todo con una curiosidad demoníacamente concentrada. La diferencia es que el asunto no se resuelve (como suele hacerlo el genio italiano del giallo) con una muerte hipercromática y sanguinolenta, sino todo lo contrario: con una especie de renacimiento (o retorcimiento) interior que la protagonista, vejada ya desde la banda sonora, parece utilizar como trampolín mental. Y decimos “parece” porque la extrema ambigüedad de Elle tiene poco que ver con la psicología cuarteada de una Isabelle Huppert rebotando entre las paredes de su propio desierto interior, y mucho con una celebración inflacionaria del propio ego de Verhoeven, cineasta de derecha (a pesar de La lista negra) capaz de producir genialidades con esa ideología (Robocop, El vengador del futuro, Starship Troopers) pero que, a esta altura de los acontecimientos, podría decirse que “abusa” (palabra no exenta de connotaciones problemáticas tratándose de un film puesto en marcha por una violación) de su condición de europeo provocador gritando cosas que acaso el Hollywood donde filmó lo mejor de su carrera no le permitiría ni siquiera susurrar. No se trata de horrorizarse con los temas o las formas (las variaciones coitales siempre fueron brutales en las películas del holandés, recuerden las tijeras de El cuarto hombre o el picahielos de esa pavada valijera que era Bajos instintos), sino de cuestionar el uso de estos como herramientas de escarmiento no se sabe muy bien de quién, si de la protagonista o del espectador. Y si Verhoeven supo hacer un film pornográfico sin sexo (la acaso subvalorada Showgirls, especie de exploitation efímera y superficial como una golosina para viciosos, juzgada en su momento como una de las peores películas de la historia pero terriblemente disfrutable, hoy, desde cierta culpabilidad cutre), hay que decir que su visión global del tema está más cerca de la provocación fácil de Sharon Stone cruzando las piernas sin bombacha que de tratados ultrasofisticados y hemorrágicos como los de Crash (1996). La referencia que hacemos no es gratuita: los buenos momentos de Elle (que son pocos) parecen un Cronenberg menor, atenuado por sensacionalismos y trucos libidinosos varios, que podrían pasar por desbordes si no fueran, pura y simplemente, ordinarios y carentes de profundidad. Para pasar por sobre lo políticamente correcto, Verhoeven dibujó un extraño teorema: demostró que se puede ser estéticamente fascista aun en esta sobremodernidad que todo lo positiviza, haciendo un film (a)moral y peligroso que algunos —y principalmente algunas— podrán considerar ofensivo, pero que es, en el fondo, un enorme truco especulativo, casi irritante por lo ostentoso y burdo de su regodeo en el suplicio. Sobre este tema hay películas peores, es cierto (vean, sino, La pianista de Michael Haneke), pero todavía se pueden rastrear genialidades como Bitter Moon (1992), de Roman Polanski, esa especie de autopsia personal que se infligió el polaco (otro exiliado en decadencia, como Verhoeven) y de la que ya casi nadie se acuerda.

 

Elle (Francia/Alemania/Bélgica, 2016), guión de David Birke a partir de la novela Oh… de Philippe Djian, dirección de Paul Verhoeven, 130 minutos.

CINE y TV

The Disaster Artist

James Franco

Federico Romani

Está claro que James Franco tiene una fascinación border por los desclasados, por lo suprimido, por lo marginal en sus diversas posibilidades. En Interior. Leather Bar (2013) había intentado medirse con Cruising (1980), el … leer más

CINE y TV

Tres anuncios por un crimen

Martin McDonagh

Federico Romani

Ciertas defensas de Hollywood se activan indefectiblemente todos los años, con ese instinto de autopreservación que lo acompaña desde fines de la década del setenta —la última verdaderamente importante del cine norteamericano— y suele … leer más

CINE y TV

Good Time: viviendo al límite

Benny Safdie / Josh Safdie

Federico Romani

Filmar teniendo presente a Cassavetes puede ser inspirador y hasta efectivo, pero filmar como si Cassavetes no hubiera existido es un error de proporciones catastróficas. A favor de los hermanos Safdie hay que decir … leer más

CINE y TV

El día después

Hong Sang-soo

Florencia Romano

El día después narra la relación de Bongwan con tres mujeres a partir del momento en que su esposa confunde a su amante con su empleada. Desde el comienzo de la película la narración … leer más

CINE y TV

Vice Principals

Danny McBride / Jody Hill

Pablo S. Alonso

En los últimos años hacer comedia en Estados Unidos ya no es tan fácil. Si el problema no está desde el vamos en la producción, las cosas se complican durante la recepción. El punto … leer más

CINE y TV

American Gods

Bryan Fuller / Michael Green

Federico Romani

En pleno siglo XXI, los nuevos y los viejos dioses van a la guerra. El premio final es la conciencia del mundo; el campo de batalla, una “América profunda” que combina la estética polvorienta … leer más

CINE y TV

Curb Your Enthusiasm (novena temporada)

Larry David

Pablo S. Alonso

Volvió una noche: en cierto sentido, Larry David logró con Curb Your Enthusiasm la versión superadora de Seinfeld, serie de la que fue cocreador. Prescinde de las risas de audiencia como toda comedia pensada … leer más

CINE y TV

The Square

Ruben Östlund

Laura Pardo

La cámara se detiene, deja que el personaje desaparezca y se instala ahí, lejos de él, durante algunos minutos. El emplazamiento impide que nuestra vista abarque la acción; los sonidos y algunas sombras permiten, … leer más

CINE y TV

Snowfall

FX

Federico Romani

El año fue 1989, cuando apareció Haz lo correcto y Spike Lee encendió la mecha de ese cartucho de dinamita que iba a estallar en el 93, cuando Los Ángeles se transformó en una … leer más

CINE y TV

Loving Vincent

Dorota Kobiela / Hugh Welchman

Federico Romani

¿Qué (o quién) estropeó la vida de Vincent Van Gogh? La exploración ficcional/policial que Dorota Kobiela y Hugh Welchman realizan alrededor de ese enigma tiene la textura que sólo puede tener un dolor extraordinario. … leer más

ver más de CINE y TV