LITERATURA ARGENTINA

Blaia

Marcelo Díaz

Mario Ortiz

Al momento de reseñar Blaia, me acuerdo de la pregunta que se formula Barthes: ¿por dónde comenzar? La inquietud, en este caso, obedece al hecho de abordar un poema como el de Marcelo Díaz en pocas líneas, sin caer en alguna supuesta clave interpretativa que clausure su lectura. Y como el propio texto favorece la entrada por distintos lados, hagámoslo por lo más inmediato y menos frecuente: la tapa del libro.

En el centro de la portada, el dibujo pequeño de un topo que parece avanzar hacia algún lado; está rodeado de un amplio espacio libre. Debajo de él, a una cierta distancia, el título del libro. ¿Qué significa ese extraño nombre? A lo largo de las páginas, nos enteramos de que Blaia era el nombre antiguo de un lugar casi legendario, la actual ciudad francesa de Blaye, cuyo señor en el siglo XII era el trovador Jaufré Rudel, quien se enamoró perdidamente de una dama que no conocía sólo por lo bien que hablaban de ella. Las preguntas se multiplican: ¿el topo avanza hacia Blaia? ¿Qué relación habrá entre un mamífero cavador casi ciego y una historia de amor increíble en la que se anudan la pasión, la leyenda y la música? El poema se abre como un tramado de fragmentos, dibujos y fotos, una multiplicidad de planos entre los cuales el lector avanza un poco como ese topo, conectando campos de sentido, motivos recurrentes que dialogan entre sí: las galerías subterráneas y los túneles de las milicias del Viet Cong; los trovadores y las bandas punk; las representaciones cartográficas antiguas y la anatomía según los aborígenes canacos. El parágrafo que cierra el libro es una suerte de guiño autorreferencial. Algunas teorías sostienen que los topos cavan sus galerías al azar y otras que obedecen a un plan geométrico riguroso. Ni una ni otra, afirma Díaz. Ese animalito “planifica con las uñas… tampoco cava porque sí. El suyo es un orden permanentemente provisorio”.

En la contratapa del libro, Carlos Godoy escribe: “Blaia no es un poema ni una novela. Es un híbrido que ensaya como en un collage un bosquejo de teoría cartográfica”. Es cierto. Y también podríamos agregar que es un peculiar fragmento de discurso amoroso. Sin embargo, la definición por la negativa (ni poema ni novela) y el empleo del término “híbrido” dan cuenta de la dificultad de ubicar un texto como el de Díaz en las taxonomías genéricas convencionales. Las acepciones biológicas del híbrido suponen el montaje y la cruza de individuos de dos especies definidas para generar un tercero que resulta una mezcla centáurica. Es cierto que Díaz trabaja a partir elementos poéticos, narrativos, históricos, antropológicos, visuales, etcétera. Pero su reunión y articulación en el espacio del texto no ponen en crisis las fronteras entre los géneros literarios, sino que más bien las vuelven irrelevantes.

Blaia resulta un texto fundamental. Por un lado, asistimos admirados al despliegue de un conjunto de historias cuya escansión produce la intensidad de una especie de cantar o trova amorosa (para seguir con el señor de Blaia), que es también esa “poesía muda y gestual”, en todo caso in-audita, del trovador Peire Vidal mencionado por Díaz. Por otro lado, libros como este nos obligan a repensar seriamente el estatuto de la literatura en medio de una ecología cultural multimedia, donde el montaje de texto, imagen y sonido forma parte del paisaje cotidiano; hasta qué punto las divisiones genéricas son convenciones históricas que terminan condicionando las necesidades expresivas. Como el topo, Díaz también negocia un equilibrio entre sus necesidades y los accidentes del terreno parcelado en géneros. Y sí. Blaia es poesía. Y lo es en el más radical sentido etimológico del verbo griego poieo: hacer, moldear.

 

Marcelo Díaz, Blaia, 17 grises, 2015, 98 págs.

LITERATURA ARGENTINA

La música de Frankie

Luis Gusmán

Edgardo Scott

En verdad costaría encontrar en la literatura argentina otro autor con la trayectoria (en el sentido hiperespacial, de recorrido extenso y coordenadas) de Luis Gusmán. En esa trayectoria, por sus accidentes decisivos, Gusmán ha … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Deuda & Literatura

Omar Chauvié

Luis Sagasti

Nada descubrimos si decimos que poesía y capital son desde el vamos términos antagónicos: constituyen dos formas alternadas de vincularse con lo que es próximo. El asunto es darse cuenta de cuál de ambas … leer más

LITERATURA ARGENTINA

La casa de los eucaliptus

Luciano Lamberti

Gerardo Tipitto

La casa de los eucaliptus es el libro más reciente de Luciano Lamberti. Cordobés de San Francisco, con una obra en marcha que hilvana cuentos, poemas, una nouvelle  y otras múltiples intervenciones en medios … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Los mejores días

Magalí Etchebarne

Graciela Speranza

En el prólogo a la colección de ciento setenta y cuatro fotografías de mujeres que Annie Leibovitz reunió en 1999, Mujeres, Susan Sontag resumía una de las grandes paradojas de la batalla feminista por … leer más

LITERATURA ARGENTINA

El gigante de tinta

Silvio Mattoni

Marcelo D. Díaz

En El gigante de tinta se recupera la pregunta por la relación entre hablar y cantar. Los poemas son piezas musicales que retoman la voz del poeta y la desplazan a un territorio borroso … leer más

LITERATURA ARGENTINA

El regreso

Ezequiel Alemian

Raúl A. Cuello

En una de las interminables “notas-recuerdo”, el relator de Suicidio (2017) de Édouard Levé menciona que a su amigo le hubiese gustado ser un “autor de larga resonancia, de gestos hechos en unos minutos”, … leer más

LITERATURA ARGENTINA

En cualquier lado

Pablo Katchadjian

Ariel Pavón

Los ilusionistas tienen un número acotado de posibilidades. Entre ellas, hacer aparecer o desaparecer cosas. El talento está en su capacidad de renovar el truco, de darle formas nuevas, de dotarlas de personalidad. Pablo … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Los cuadernos de Mishima

Marcelo D. Díaz

Fernanda Mugica

¿Puede un poema escribirse desde el futuro? Sí, responde Marcelo D. Díaz en Los cuadernos de Mishima. Afirma y repregunta: “Así ¿ves?, como si quisiera asegurarse que del otro lado —en ese otro tiempo— … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Pyongyang

Hernán Vanoli

Pablo Potenza

Quien lea la obra de Hernán Vanoli puede llegar a esta conclusión: su autor no le saca el cuerpo al desafío que implica hablar de la actualidad. Como si surfeara la ola del tiempo, … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Bichos

Ezequiel Zaidenwerg / Mirta Rosenberg / Valentina Rebasa / Miguel Balaguer

Gabriel Caldirola

Bichos es más que un insectario. Es, primero, un diálogo poético entre Ezequiel Zaidenwerg (Buenos Aires, 1981) y Mirta Rosenberg (Rosario, 1951) urdido en torno a doce especímenes (trece, en realidad) que encarnan atributos … leer más

ver más de LITERATURA ARGENTINA