LITERATURA ARGENTINA

El caos

J. Rodolfo Wilcock

Alberto Silva

El tiempo pone a cada uno en su lugar. El lugar de Rodolfo Wilcock sigue siendo ambiguo en nuestras letras. Es el de una aventura particular mal entendida, tal vez por lo incisivo (y siniestro) de una mirada que atraviesa la hermosura exterior y se atreve a detenerse en lo monstruoso, deforme o agusanado, como en “La engañosa”, relato que integra el libro reseñado. Lugar encuentra Wilcock, pese a todo, por la fascinación que despierta en nosotros su escritura, capaz de capturar el brillo sombrío de las cosas. Cuatro décadas después de publicar estos cuentos en Sudamericana (en 1974; casi todos escritos en español) y de traducirlos en Italia (Bompiani; más tarde Adelphi), la presente edición de La Bestia Equilátera quiere compensar la suspicacia solícita dedicada a un autor difícil de tragar para muchos lectores.

Aparte de su característico malditismo, nuestras reticencias ante la obra de J. Rodolfo Wilcock también podríamos ligarlas al hecho de haber llevado sus textos al italiano para, en muchos casos, devolverlos al español, convirtiendo su lengua matriz (¿cuál de las dos?) en paradójica lengua extranjera, proclive a continuos y asombrosos deslizamientos. Corrector incansable, solía intervenir sus textos: alusiones, re-versiones de lo escrito, citas intermediadas. Se dedicó a reformular lo escrito, soñando con lograr el texto único (acaso como Chandler): un retorno continuo a secuencias, preguntas y personajes.

En los cuentos aquí reseñados (escritos entre 1948 y 1960), ya asoma el talante metamórfico de la escritura de Wilcock: escenas que se amalgaman, personajes que se funden/confunden, una pluma pervierte-lenguajes. Es lógico que esos catorce cuentos (la edición de Ernesto Montequin agrega otros dos, más apéndices) repliquen el tema del largo primer texto, a su vez evocado en varios otros: “Hundimiento”, “La noche de Aix”, “La fiesta de los enanos”…

En el cuento “El caos”, Johnny (así lo llamaba Bioy) adopta el aserto de Schrödinger: “la tendencia natural de las cosas es al desorden”. Dicho desorden exhibe un lado desolador y destructivo: el desprendimiento que sufren el príncipe ascético (en “El caos”) y Ulf Martin (en “Hundimiento”) los lleva a entregarse al desorden y a una acción alocada. Pero si leemos más a fondo, vemos que caos es, para Wilcock, condición intrínseca de la realidad, la cual encuentra cauce en un constante fluir de emociones, pensamientos o palabras. Surge el aspecto productivo de un caos que se vuelve necesario: designa lo real vivido y observado; se torna dispositivo para elucidar las historias que cuenta el ítalo-argentino.

Como rastros del estado de ebullición de su persona en la lengua (lo propio de Wilcock no era usar un estilo, sino forjar un lenguaje), los cuentos de El caos parecen capullos a punto de reventar, transformando murmullos (o tediosas frases hechas) en soluciones textuales. Antes que otorgarle un sentido a su materia, Wilcock la difumina, como fuego de artificio. Cada destello de ese hanabi queda librado a su endeble dibujo irisado, envuelto en aquello que, al decir de Edmond Jabès, crea lenguaje: oscuridad, silencio.

En estos cuentos, Wilcock hace presente la condición insubstancial de las palabras. De allí, continuas correcciones, puntuando su concepción dinámica de la composición. En Wilcock, caos es el ámbito propicio para que irrumpa la creación artística, para que la vida ocurra.

 

J. Rodolfo Wilcock, El caos, La Bestia Equilátera, 2015, 256 págs.

LITERATURA ARGENTINA

Crónicas macrianas

Abel Gilbert

Gerardo Tippito

Crónicas macrianas nació como un blog y se transformó en un libro. De su origen abitacorado perduran las marcas de un itinerario personal concentrado en las maniobras que miden “el acontecimiento” en cuestión y … leer más

LITERATURA ARGENTINA

La luz mala dentro de mí

Mariano Quirós

Marcos Crotto

Cuando uno lee a Quirós enseguida sospecha que es de esos escritores transparentes y caudalosos a quienes les sobran buenas historias para contar, que impone un estilo propio sin esfuerzo y que, de luchar … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Acá todavía

Romina Paula

Ariel Pavón

Acá todavía, la última novela de Romina Paula, es el contundente manifiesto de una generación que hace de la vacilación su bandera y su coraza. Está dividida en dos partes, dos trances que Andrea, … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Notas al pie

Silvana Franzetti

Diego Bentivegna

Mijaíl Bajtin consideraba en alguno de sus estudios que la palabra de la poesía era básicamente monológica. Es probable que el teórico ruso pensara no tanto en la poesía en general, sino en una … leer más

LITERATURA ARGENTINA

La demora

Carlos Battilana

Marcelo D. Díaz

En los poemas de Carlos Battilana existe una correspondencia, como un hilo invisible, entre el plano acústico, la caligrafía y la voz del poeta. La memoria articula una mitología familiar singular en la que … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Buena alumna

Paula Porroni

Jordana Blejmar

Puede leerse Buena alumna, la ópera prima de Paula Porroni, como una novela de formación frustrada, una novela donde la protagonista no aprende nada de los sucesivos rechazos a pedidos de becas en “la … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Antes del encuentro feroz

Agustina María Bazterrica

Manuel Crespo

El título de la primera colección de cuentos de Agustina Bazterrica ya sugiere la médula de sentido que une el libro entero: el énfasis puesto en los instantes previos al estallido, la reconstrucción en … leer más

LITERATURA ARGENTINA

En la colonia agrícola

Santiago Venturini

Javier Martínez Ramacciotti

Aunque a primera vista no lo parezca, aunque cierta inflexión de los versos y los procedimientos que los encauzan se muestren distintos, hay una continuidad entre En la colonia agrícola y el anterior libro … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Corredores en el parque

Jorge Aulicino

Marcelo D. Díaz

La idea de movimiento está presente en los poemas de Jorge Aulicino, un tránsito continuo, por momentos a la deriva, identificable con una poética del desplazamiento. Hay una búsqueda de algo extraordinario que termina … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Diez poemas comentados

Leopoldo Lugones

Gabriel Caldirola

La producción de Leopoldo Lugones incluye una variedad de cepas poéticas que van desde la exaltación de la patria en poemas monumentales hasta una versión estilizada del género gauchesco, pasando por zonas que condensan … leer más

ver más de LITERATURA ARGENTINA