LITERATURA ARGENTINA

Maleza

Martín Legón

Javier Martínez Ramacciotti

Llegué a Maleza de Martín Legón azarosamente. Fui a comprarme un libro y me llevé otro. La bella edición a la que nos tiene acostumbrados Iván Rosado, el tópico del río y la primera visión panorámica de una disposición irregular de los versos en el blanco de la página, todo sumó para convencerme. Es bueno el azar cuando, pasado el tiempo, habrá sido destino. Maleza es un potente libro, excéntrico pero a su vez en resonancia con una tradición —excéntrico quizá signifique, antes que falto de tradición, una tradición sacada de quicio, del centro, del cauce—: la tradición de la imaginación poética del río y sus adyacentes; una tradición que incluye enclaves insoslayables para la escritura argentina, desde El Carapachay de Sarmiento hasta Tigre de Javier Cófreces y Alberto Muñoz, pasando por Juanele, Francisco Madariaga, Martín Rodríguez, entre varios más. Maleza es un único poema estirándose de forma irregular en todo el libro, como si fueran los brazos menores de un río que no aparece nunca —o como si la escritura dijera: un río no es nunca “Un Río” sino la imagen que intuimos de la diversidad de brazos y cauces menores que efectivamente aparecen—. En este poema de largo aliento —o de larga remada— se activa la bipolaridad constitutiva de la imaginación fluvial argentina que señalara Franca Maccioni en un imprescindible ensayo sobre el tema, “En el umbral de las voces anfibias: el imaginario acuático en la poesía argentina contemporánea”: aquella que encuentra en el río una vía de acceso a lo originario —con su acervo de fantasía mítica— y aquella otra que genealógicamente se sirve del río para hurgar los comienzos históricos, las fundaciones político-estatales de la nación. El acierto del poema es sostener ambas posiciones como si, antes que polaridades exteriores, fueran estancias en un campo de movimiento y remisiones mutuas, remansos en una vasta corriente: el poema. La escritura va convocando los significantes de diversos campos que podrían entrar en colisión antagónica —la fábula y la ideología, la naturaleza y las megaconstrucciones superestructurales, las percepciones subjetivas y las inercias impersonales— y los reacomoda en el espacio abierto de las páginas, en una sintaxis discursiva y visual quebrada, más cerca de la operación del montaje que de la fluencia orgánica. Sostener la bipolaridad de la imaginación acuática implica para Maleza la necesidad de la construcción de un artefacto que exhiba, al mismo tiempo, las distancias de los elementos y sus articulaciones efectuadas, no a pesar, sino justamente en esas distancias. En el diseño de esa máquina de expresión de la complejidad turbulenta del río y sus sedimentos histórico-naturales encuentra su más importante logro. De este modo, en virtud de ese artefacto, lo originario no se emancipa de una problemática histórica hacia ensoñaciones privadas y/o míticas, pero a su vez lo histórico-político no puede desprenderse sin más de un fondo no histórico, no historicista, que sigue funcionando como desrealización de lo realizado, como redención de lo creado, como si humedeciera todo bloque de tierra y nos permitiera afirmar el oxímoron: sólo hay historia, pero la historia no agota lo que hay. O dicho de otro modo: Maleza nos activa “la fantasía de una isla desierta donde todo sea ilusión / incluso el poder”.

 

Martín Legón, Maleza, Iván Rosado, 2016, 96 págs.

LITERATURA ARGENTINA

La música de Frankie

Luis Gusmán

Edgardo Scott

En verdad costaría encontrar en la literatura argentina otro autor con la trayectoria (en el sentido hiperespacial, de recorrido extenso y coordenadas) de Luis Gusmán. En esa trayectoria, por sus accidentes decisivos, Gusmán ha … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Deuda & Literatura

Omar Chauvié

Luis Sagasti

Nada descubrimos si decimos que poesía y capital son desde el vamos términos antagónicos: constituyen dos formas alternadas de vincularse con lo que es próximo. El asunto es darse cuenta de cuál de ambas … leer más

LITERATURA ARGENTINA

La casa de los eucaliptus

Luciano Lamberti

Gerardo Tipitto

La casa de los eucaliptus es el libro más reciente de Luciano Lamberti. Cordobés de San Francisco, con una obra en marcha que hilvana cuentos, poemas, una nouvelle  y otras múltiples intervenciones en medios … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Los mejores días

Magalí Etchebarne

Graciela Speranza

En el prólogo a la colección de ciento setenta y cuatro fotografías de mujeres que Annie Leibovitz reunió en 1999, Mujeres, Susan Sontag resumía una de las grandes paradojas de la batalla feminista por … leer más

LITERATURA ARGENTINA

El gigante de tinta

Silvio Mattoni

Marcelo D. Díaz

En El gigante de tinta se recupera la pregunta por la relación entre hablar y cantar. Los poemas son piezas musicales que retoman la voz del poeta y la desplazan a un territorio borroso … leer más

LITERATURA ARGENTINA

El regreso

Ezequiel Alemian

Raúl A. Cuello

En una de las interminables “notas-recuerdo”, el relator de Suicidio (2017) de Édouard Levé menciona que a su amigo le hubiese gustado ser un “autor de larga resonancia, de gestos hechos en unos minutos”, … leer más

LITERATURA ARGENTINA

En cualquier lado

Pablo Katchadjian

Ariel Pavón

Los ilusionistas tienen un número acotado de posibilidades. Entre ellas, hacer aparecer o desaparecer cosas. El talento está en su capacidad de renovar el truco, de darle formas nuevas, de dotarlas de personalidad. Pablo … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Los cuadernos de Mishima

Marcelo D. Díaz

Fernanda Mugica

¿Puede un poema escribirse desde el futuro? Sí, responde Marcelo D. Díaz en Los cuadernos de Mishima. Afirma y repregunta: “Así ¿ves?, como si quisiera asegurarse que del otro lado —en ese otro tiempo— … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Pyongyang

Hernán Vanoli

Pablo Potenza

Quien lea la obra de Hernán Vanoli puede llegar a esta conclusión: su autor no le saca el cuerpo al desafío que implica hablar de la actualidad. Como si surfeara la ola del tiempo, … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Bichos

Ezequiel Zaidenwerg / Mirta Rosenberg / Valentina Rebasa / Miguel Balaguer

Gabriel Caldirola

Bichos es más que un insectario. Es, primero, un diálogo poético entre Ezequiel Zaidenwerg (Buenos Aires, 1981) y Mirta Rosenberg (Rosario, 1951) urdido en torno a doce especímenes (trece, en realidad) que encarnan atributos … leer más

ver más de LITERATURA ARGENTINA