LITERATURA ARGENTINA

Matate, amor

Ariana Harwicz

Gerardo Tipitto

En mayo de 2015, un blog literario convocó a cuatro escritores argentinos, entre ellos a Ariana Harwicz, para que recomendaran libros de otros. Harwicz seleccionó tres y fundamentó su elección de El adversario (2000), de Emmanuel Carrère, con un comentario que parece quedarle bien a su Matate, amor, cuya primera edición fue en 2012 y que ahora se reedita. En relación con El adversario decía Harwicz: “Me interesa cómo se desliza biográficamente de una existencia marcada por lo convencional a una libertad psíquica extravagante, de un empleado y padre de familia a esconderse en pleno día en los bosques de Jura”; y remata: “No importa cómo y cuándo pasó exactamente el hecho ni las conclusiones éticas en clave realista, si este hombre no hubiera sido de verdad, el arte debería imaginarlo”. Puesta a imaginar, en Matate, amor Harwicz construye un relato en el que una mujer, hundida en un bosque íntimo de familiaridad y costumbres gravosas, huye cada tanto a otro que arranca en el patio de su casa y se extiende en todas direcciones. Allí afuera habita un ciervo cuya presencia, real o supuesta, tiene sobre ella un efecto balsámico; pero allí conviven los otros, especímenes rancios de una pobre animalidad humana, y también ella, una graduada universitaria “más bestia que esos zorros desahuciados con la cara teñida de rojo y un palo atravesándoles la boca de par en par”. Acaso esa transformación, ese pasaje entre la civilidad letrada, que la protagonista añora y ha perdido, y su presente atestado por los múltiples modos de lo salvaje, sea el corazón de la novela. La puerta de entrada a esa brutalidad adocenada pudo haber sido el amor, y la salida quizá esté señalada por la locura. El ritmo del relato, mientras tanto, se tensa entre continuas ensoñaciones, la vida realmente vivida y un deseo —sexual, feroz, omnipotente— cuya satisfacción es apenas incidental o importa menos que su persistencia. Personas como perros o como lobos; sueños de dientes afilados y apetitos que arrasan y queman; hienas y chacales; los hábitos de la familia y su comunidad, así como las metáforas, las descripciones y casi todas las herramientas narrativas que despliega Matate, amor, están tensadas también por ese componente brutal, como si una suerte de ímpetu animal hubiese contagiado a la novela en su conjunto, a su atmósfera, su lectura y su recuerdo. A veces de un modo quieto y pensativo, a veces chicoteado por la velocidad de una road movie, el vaivén entre un polo y el otro, entre la sobreadaptación a ese medio enrarecido y el descalabro emocional o psíquico que el trabajo supone —y que tanto aflige a la protagonista—, se vuelve un combate golpe por golpe coloreado con imágenes fuertes que, a veces, se empantana en la repetición. En cualquiera de sus versiones, sumisa o sacada, ella enhebra una suerte de autoanálisis —rabioso también— en pequeñas estampas que son como las fotos de un álbum familiar cada vez más oscurecidas por la sombra de lo que es y lo que hay. La amabilidad teñida de envidia o conmiseración, la dejadez, la vulgaridad, el recelo y sus secuelas en cataratas están ahí, siempre, en todo: incrustaciones preciosas en la delicada orfebrería de la sociabilidad o el amor.

 

Ariana Harwicz, Matate, amor, Mardulce, 2017, 160 págs.

LITERATURA ARGENTINA

Firket: misión tropical

Marcelo Miceli

Javier Mattio

Un sombrero panamá y unas rasantes descripciones paradisíacas bastan para instalar a un detective tan enigmático como picaresco en las siempre excitantes arenas del thriller de espionaje: José Firket, del que sólo se conoce … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Hay gente que no sabe lo que hace

Alejandra Zina

Pablo Potenza

¿Necesita la literatura tratar los grandes temas filosóficos, existenciales, sociales, políticos? La pregunta es tramposa, porque parece anticipar una respuesta afirmativa. En tal caso, habría que detenerse en los matices: esos grandes temas no … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Terminal

Noé Jitrik

Demian Paredes

Con la novela Terminal, Noé Jitrik retoma y relanza una de las líneas narrativas que venían insinuándose en anteriores libros como Evaluador, publicado en México, Citas de un día, Long Beach y, especialmente, en … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Florentina

Eduardo Muslip

Ariel Pavón

Del living de una casa familiar, en Barracas, un relato va a los campos de Galicia y vuelve, una y otra vez, sin cortes, sin saltos en zigzag; somos llevados y traídos en el … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Las causas del desconcierto

Fabián Iriarte

Fernanda Mugica

Como ―suponemos― ocurre en los sueños, hay en Las causas del desconcierto una arquitectura que se sustenta en la plena materialidad de las palabras. El libro se abre con una advertencia: no trates, “porque … leer más

LITERATURA ARGENTINA

La abolición de los teclados

Martín Gambarotta

Marcelo D. Díaz

La materialidad de la lengua es multiforme. Escritas en el aire, en papel, en imágenes, las palabras se modifican con el paso del tiempo. Decir que la materia de la lengua se modifica equivale … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Maleza

Martín Legón

Javier Martínez Ramacciotti

Llegué a Maleza de Martín Legón azarosamente. Fui a comprarme un libro y me llevé otro. La bella edición a la que nos tiene acostumbrados Iván Rosado, el tópico del río y la primera … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Osvaldo

Mariano Dorr

Paula Fleisner

En su primera novela, Musulmanes (2009), Mariano Dorr narraba con falsa ligereza los avatares cotidianos del joven Mariano, a punto de convertirse en padre justo en el momento en que parecía ser el dueño … leer más

LITERATURA ARGENTINA

La limpieza

Martín Hain

Mariana Kozodij

Después del cuento “De la felicidad que trae consigo” (Tres caminos a la playa, Bajo la Luna, 2014), en el que unos ladrones de “manos de terciopelo” se ven envueltos en una rutina de … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Nada es como era

Mercedes Güiraldes

Yamila Bêgné

Al explorar las metáforas que rodean el discurso sobre el cáncer, es Susan Sontag quien deja en claro que esta enfermedad —pero cualquier otra también— es, además de un hecho clínico, un mundo de … leer más

ver más de LITERATURA ARGENTINA