LITERATURA ARGENTINA

Una ofrenda musical

Luis Sagasti

Yamila Bêgné

¿Cuándo fue que dejamos de notar las correspondencias en Baudelaire para ver sólo la carroña? ¿O cuándo la i roja, la u verde de Rimbaud, para leer sólo el infierno? Quizás se pueda argumentar que fue con ese cambio que lo que esperamos del arte, o de la belleza, empezó a mutar: el orden del cosmos se evidenció como imposible y, entonces, empezamos a querer fragmentación, estructuras desarmadas, sentidos esquivos. Es ahora, no obstante, tan adentrados en el mundo post-, cuando quizás ya estemos en otro lado sin notarlo; es ahora cuando una novela como la última de Luis Sagasti, Una ofrenda musical, puede abrir la lectura hacia un mundo que, de tan desandado, nos parece casi nuevo: el de las correspondencias, las sintonías, el del orden invisible. Un mundo en el que armonía no es mala palabra.

A partir de la elección de un núcleo de interés, la música, o más bien, el silencio —su doble inalienable—, la novela de Sagasti construye una constelación de historias, escenas y reflexiones. El big bang de la constelación que es la novela lo conforman las variaciones que Bach compone para dar sueño al conde Keyserling, y que muchos años más tarde interpretará Glenn Gould. Con toda la materia de esa primera explosión, la novela convoca sus planetas: canciones de los Beatles, Las mil y una noches, los cuadros de Rothko, las Vexations de Satie, la sonda Voyager y más. El orden musical y la unidad en el silencio se transforman en el plano que conecta las distintas historias. Es esta una de las elecciones más valientes del libro: no temer nunca enfrentarse con eso que muchas veces ya no queremos ni tocar, el sentido.

A lo largo de siete capítulos, Una ofrenda musical refuerza una forma de narrar que Sagasti investigó también en Bellas artes (2011) y Maelström (2015). La historia no es una, sino muchas, y se pueden leer, a la manera benjaminiana, como relámpagos de intensidad atemporal. El de Una ofrenda musical es un narrador que avanza con una lógica que no es la de los sueños ni la del mundo racional, sino la de un justo medio: la asociación intuitiva. Su tarea es la del costurero que cose con hilo traslúcido y logra una estructura arborescente que deslumbra.

La bella paradoja final es la siguiente: la apuesta más fuerte de Una ofrenda musical es invisible. Aunque deliciosamente escritas, las distintas historias —parece decir el libro— no importan tanto; ni la de del conde, ni la de Gould, ni la de la mejor canción compuesta por los Rolling Stones (una que nunca grabaron), ni la de Sherezade, ni todas las que podrían indefinidamente sumarse a esta constelación. Lo que en verdad importa es la línea asociativa que las hace señalar hacia ese mismo big bang musical y silencioso, como si todos sus personajes dijeran, en éxtasis: “¡eso, eso!”. Narrar, aquí, es intuir y construir correspondencias, de modo tal que, después de leer, uno queda recordando lo que decía Stendhal: que la belleza es promesa de felicidad. O reformulemos: de armonía.

 

Luis Sagasti, Una ofrenda musical, Eterna Cadencia, 2017, 128 págs.

LITERATURA ARGENTINA

Bichos

Ezequiel Zaidenwerg / Mirta Rosenberg / Valentina Rebasa / Miguel Balaguer

Gabriel Caldirola

Bichos es más que un insectario. Es, primero, un diálogo poético entre Ezequiel Zaidenwerg (Buenos Aires, 1981) y Mirta Rosenberg (Rosario, 1951) urdido en torno a doce especímenes (trece, en realidad) que encarnan atributos … leer más

LITERATURA ARGENTINA

La Historia

Martín Caparrós

Christian Snoey

Tratar de captar todo aquello que subyace a La Historia parece una labor tan ambiciosa como la propia novela, que entrega uno o varios mundos enteros. Sin embargo, me aventuro a proponer que es … leer más

LITERATURA ARGENTINA

La extraña trayectoria de la luz

Jorge Fondebrider

Raúl A. Cuello

Existe un modelo de cuatro dimensiones que permite explicar los fenómenos del universo: así, por ejemplo, podemos alcanzar a registrar las propiedades anisotrópicas de la materia o, con mejor suerte, elucubrar sobre los derroteros … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Las malas lenguas

Alejandro López

Gerardo Tipitto

Desde el collage que ilustra la tapa, diseño de Nacho Jankowski sobre una obra del propio López, al collage interior de formas, materiales, voces y géneros que le dan espesor al relato, uno tiende … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Estrellas y Trotyl

Blanca Lema

Marcelo D. Díaz

Una voz lírica mantiene una suerte de correlato entre los pensamientos y las emociones en los versos de Blanca Lema. La sensibilidad es un territorio muy privado, en este caso lleno de preguntas que … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Danke

Varios autores

Raúl A. Cuello

En el primer capítulo de Hacia la estación Finlandia, Edmund Wilson dice que “no es exagerado afirmar que de la colisión de los pensamientos de Michelet y Vico nació todo un nuevo mundo filosófico-artístico: … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Luto

Edgardo Scott

Ariel Pavón

Luto es una novela que anula la expectativa, o que más bien la suspende. El suspenso no lo constituye ningún enigma, sino un interrogante, una pregunta de límites más difusos: ¿y después qué? Después … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Cat power

Cecilia Palmeiro

Mariano López Seoane

Nos han dicho hasta el cansancio que todo lo que necesitamos es amor. Cat power, la primera novela de Cecilia Palmeiro, nos recuerda a arañazos que también hay vida, ¡y cuánta!, en el odio. … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Una ciudad

Anahí Mallol

Romina Freschi

Una ciudad latinoamericana, si hay modernidad hoy, está en la nostalgia y en los buenos libros que leemos y nos llevan a comparar ese asombro con nuestro tedio. Pero nuestra experiencia urbana, banal por … leer más

LITERATURA ARGENTINA

Quedate conmigo / Jajaja

Inés Acevedo

Yamila Bêgné

No son muchas las veces en que un autor o autora publica dos textos en simultáneo. Por eso, tampoco abundan los momentos en los que, como lectores, podemos pensar a la vez, en resonancia, … leer más

ver más de LITERATURA ARGENTINA