LITERATURA IBEROAMERICANA

La raíz de la furia

Sebastián Miguez Conde

Pablo Potenza

El cuento que abre y da nombre a este primer libro del uruguayo Sebastián Miguez Conde es “La raíz de la furia”. Pero, además, esa palabra —“furia”— bulle de forma reiterada en todos los relatos. La furia es el efecto desbordado de una pasión —la ira (uno de los pecados capitales)—, y Miguez Conde alterna con la opción “rabia” para nombrarla. En estas instancias, a la carga violenta se le suman los ecos arltianos que agregan bronca y melancolía, pero también distancia y frialdad. Y es que el barro desde donde surgen estas historias es la tristeza, que abruma de soledad las vidas de sus personajes.

Entonces, en “La raíz de la furia”, un stripper cuenta su pasado de aventuras pornográficas en Buenos Aires y su posterior regreso a Montevideo; en el excelente “Las mujeres del diablo”, un adulto recuerda la cólera de una maestra que lo obligaba a defenderse utilizando una superstición rural; en “Crueldad animal”, una anciana suma venganzas a las que viene produciendo desde su niñez; en “Piedad para enseñarnos”, dos amigos resisten la irritación de la esposa de uno de ellos conteniéndose mutuamente; y en “Ángel del claustro”, un barman deambula entre asesinos sin registrar su propia complicidad.

El furor, la hybris, ese exceso siempre dramático, tenía en el universo mitológico un costado positivo: las Erinias (las Furias en Roma) aparecían para proteger con sus venganzas al Cosmos del caos que alguien había producido y así devolverlo al Orden. Por eso, estos cuentos llegan a un clímax frenético que luego se desgrana sobre las consecuencias que dejó el episodio; el narrador nos cuenta la anécdota rabiosa y su futuro, cuando la pasión se diluyó y el orden fue restablecido. Es decir, no se narra desde la pasión sino desde la razón, porque sólo la distancia permite la escritura, pero sólo la furia posibilita que exista algo para contar.

Entre soledad, pobreza y marginalidad —los strippers que viven en una pensión, los chicos que sostienen a la madre que trabaja dieciséis horas por día, la anciana que vive sola en el medio de una ruta, los amigos que se crían en una villa—, la rabia es patrimonio de todos, y todos la experimentan en estos cuentos en los que siempre hay algo que se acumula para luego explotar, aun en los personajes más entrañables —Plinio/Piedad— que pasan de un cuento a otro.

La raíz de la furia es un libro programático y el cuento que le da título funciona como su arte poética. Allí, un escritor consagrado busca al escritor aficionado —el stripper moribundo— para encontrar eso que percibe le falta a su propio cuento: “—¡¿Qué le falta?! —pregunta, ruega. —¡Furia! ¡Le falta furia y realidad!”. Como si Miguez Conde se hubiera preguntado y respondido a sí mismo este interrogante, en La raíz de la furia esa pasión está presente para encontrar las zonas oscuras de la sociedad no sólo en lugares previsibles como los antros de la noche, sino también en las familias o en la soledad del campo. Porque, en definitiva, la violencia no es un problema de seguridad, sino fruto de los secretos y miserias que todos llevamos guardados.

 

Sebastián Miguez Conde, La raíz de la furia, Criatura Editora, 2016, 120 págs.

LITERATURA IBEROAMERICANA

Febrero 30

Amir Hamed

Enrique Foffani

Febrero 30 se abre y se cierra con la presencia numinosa de los gatos. No en el sentido baudelairiano, como emblemas de la voluptuosidad, sino en el de las sabias y misteriosas criaturas domésticas … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Una experiencia del mundo

César Vallejo

Pablo Potenza

Volver a leer a César Vallejo es volver a encantarse con su lenguaje, a admirarse por sus ideas, a sorprenderse por sus desafíos o a conmoverse con su humanismo; son las sensaciones que provoca … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Encuentro con el traidor y otros cuentos

Augusto Roa Bastos

Manuel Crespo

Publicados en distintas décadas, en un arco compositivo que va desde 1953 hasta 1975, los cuentos reunidos en Encuentro con el traidor orbitan alrededor de un solo tema: lo que la guerra les hace … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Caja de fractales

Luis Othoniel Rosa

Carlos Fonseca

“Y es que, sin saberlo, y rodeados de muerte, descubrieron una de esas desastrosas realidades de la vida: sólo la letra sobrevive al desastre”. La frase, magnífica y aterradora a la vez, subraya una … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Ártico

Mike Wilson

Gabriel Caldirola

Lo primero que llama la atención de Ártico, el último libro de Mike Wilson, es su forma. Su disposición en la página no comporta una escansión en versos, pero tampoco podría decirse que es … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Descubrí que estaba muerto

J.P. Cuenca

Juan F. Comperatore

La tercera novela del carioca João Paulo Cuenca (Rio de Janeiro, 1978) podría ubicarse sin sobresaltos en los estantes de nuestra biblioteca reservados a esa tradición impar de la literatura del siglo XX esquiva … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Humo

Gabriela Alemán

Miguel Muñoz

Al comienzo de esta novela de la ecuatoriana Gabriela Alemán, la protagonista —también llamada Gabriela— llega a una casa en Asunción, Paraguay. Parece abandonada, pero ella sabe que allí alguien la espera. Desconcertada, no … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Las moradas

Nicolás Cabral

María Eugenia Villalonga

Arquitecto y escritor, hijo de exiliados políticos y criado en la cultura argenmex, el autor de estos relatos hace de la pregunta por el habitar —una casa, una lengua— el territorio de su escritura, … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Cortázar

Jesús Marchamalo / Marc Torices

Carlos Fonseca

Más allá del eterno debate entre el Cortázar novelista y el Cortázar cuentista, más allá de la discusión sobre su caducidad o contemporaneidad, se esconde un Cortázar artesanal y juguetón cuya relevancia pocas veces … leer más

LITERATURA IBEROAMERICANA

Patria

Fernando Aramburu

Federico Guzmán Rubio

No cabe duda de que Patria, además de ser programáticamente la gran novela sobre el conflicto vasco, es también una gran novela sobre la corrección política. Es una gran novela porque fue escrita para … leer más

ver más de LITERATURA IBEROAMERICANA