MÚSICA

Gary Peacock Now This Trio en la Usina del Arte

Sergio Pujol

Anochecer de un miércoles de noviembre, cuando las cartas del año están echadas y un tanto ridículamente uno empieza a imaginar balances inútiles. De pronto, en los galpones de la vieja empresa de luz de La Boca, se nos aparece el trío del contrabajista Gary Peacock (82) para “dejar que la música fluya”, como a él, avezado alumno zen, le gusta definir. Cuesta imaginar mejor apertura del Buenos Aires Jazz 17, teniendo en cuenta que el evento, dirigido y “curado” por Adrián Iaies desde sus comienzos, está cumpliendo así sus primeros diez años de vida.

¿Algo especial para la celebración? Peacock es especial en más de un sentido. Integró al menos tres tríos capitales en la historia del jazz: los de Paul Bley (fueron básicamente dúos, pero por ahí supo colarse el gran Paul Motian), Bill Evans y ―por más de veinte años― Keith Jarrett. Tocó free junto a Albert Ayler y pasó una breve temporada en el segundo quinteto de Miles Davis. De técnica sobresaliente ―pocos como él resuelven tan bien la posición del pulgar―, Peacock se inclina por los tempi medios o incluso lisos, si bien en la discografía de Jarrett hay sobradas muestras de su infalibilidad cualquiera sea el número que indique el velocímetro. El control sobre el tono, nunca demasiado “vibrado”, y la musicalidad para convertir el menor riff en un enunciado melódico son algunos rasgos de su estilo. Por otra parte, nunca creyó demasiado en la oposición binaria tonal/atonal. Por eso, su Now This Trio ―en rigor, título del primer CD del grupo; el segundo, más “libre”, se llama Tangents― puede encontrarles nuevas vueltas a “Stella by Stairlight” y “I Loves You, Porgy”, conmover con su tema “Requiem” o sumergirse en la ambigüedad tonal de “Talkin’ Blues” (Copland) sin que la sumatoria resulte extravagante.

No existen diferencias sustanciales entre un standard y un original, afirma el arte de Peacock, del mismo que en ningún lado está escrito que el pivote de un trío de piano/contrabajo/batería deba situarse siempre en las teclas. Marc Copland es el músico perfecto para este (y otros tantos) desafíos. Viene tocando con Peacock desde 2008. Extremadamente sagaz y emocionalmente reservado, no sale muy seguido de la zona media del instrumento. Su estilo de armonización en bloque jamás ahoga la línea melódica, que tarde o temprano irrumpe de la corriente acuática (“que la música fluya”) para cargar aire y seguir así su elegante desplazamiento hacia lo desconocido. En cuanto al baterista Joey Baron —cuenta Peacock que el mismo día que lo descubrió supo que debía sumarlo a su trío—, su capacidad para adelantarse mentalmente a las intenciones de sus compañeros y crearles las mejores condiciones de tiempo y espacio es asombrosa. La otra noche nos encantó a todos con su juego de cajitas percutidas, su fraseo con las manos sobre los tom-toms y la enorme delicadeza con la que sabe volver transparente la rítmica más compleja.

El bis fue para “My Foolish Heart”, el tour de force del joven Bill Evans en aquellas célebres noches en el Village Vanguard. Verdadera clase de posgrado de cómo funciona la integración rítmica en el jazz contemporáneo, la interpretación marcó el único momento de la noche en que la música pareció citar un recuerdo hermoso de manera completa. Razonablemente, algo en Copland —hasta ese momento esquivo a cualquier comparación— recordó a Evans.

 

Gary Peacock Now This Trio, Buenos Aires Jazz 17, Usina del Arte, Buenos Aires, 15 de noviembre de 2017.

MÚSICA

Daylight Ghosts

Craig Taborn

Marcelo Cohen

Pudo comprobarse en los dos conciertos que Craig Taborn dio en Buenos Aires en los últimos años, uno de piano solo, otro en trío con Chess Smith y Matt Manieri: su música maravilla. No … leer más

MÚSICA

Make It Be

R. Stevie Moore / Jason Falkner

Pablo S. Alonso

Santo patrón del lo-fi. Titán del power pop. Estas sentencias, entre muchas otras, les caben a R. Stevie Moore y a Jason Falkner, respectivamente. Desde principios de los setenta, R. Stevie Moore hizo un … leer más

MÚSICA

Reminiscencias

EPN Trío

Abel Gilbert

La reminiscencia es un recuerdo ligero. Lejanía presente. Un residuo, podría decirse, anzuelo que sirve para llegar a una forma más activa de la memoria. El EPN Trío, un miniensamble tan curioso como fantasmal … leer más

MÚSICA

Interludios melancólicos

muta.DOMO.i

Abel Gilbert

muta.DOMO.i llama la atención desde su propio nombre: esa minúscula inicial, gracia tipográfica que a su vez invoca el signo de lo que se transforma. Novedad presentada con letra chica aunque para hacerse grande. … leer más

MÚSICA

Halo

Juana Molina

Pablo Schanton

Tiquitiqui tiquitiqui van cortando y ¡op! se la llevan. El comentario ilustra la coreo Animal Planet de hormigas descuartizando una hoja. Hará un mes que el videíto gira en @soyjuanamolina, mientras su dueña lo hace por el mundo presentando … leer más

MÚSICA

Eucalyptus

Avey Tare

Eric Olsen

Animal Collective marcó un antes y un después para una generación de artistas. Dos meses habían transcurrido de su mítica presentación en La Trastienda Club cuando la banda sacó Merriweather Post Pavilion (2009), su … leer más

MÚSICA

The Corea/Gadd Band en el Teatro Gran Rex

Pablo S. Alonso

La Corea/Gadd Band entra con las luces encendidas, y encendidas quedan las luces por pedido expreso de Chick Corea. La cocción a fuego lento de “Night Streets”, de My Spanish Heart, uno de los … leer más

MÚSICA

Joe Lovano Classic Quartet en la Usina del Arte

Sergio Pujol

Cuando se le pregunta a Joe Lovano por la música que está haciendo en 2017, el gran saxofonista tenor, laureado hasta el tope de un arte de recepción social discreta, se apresura a responder, … leer más

MÚSICA

Escalator

Ken Vandermark / Klaus Kugel / Mark Tokar

Marcelo Cohen

Chicago, la musical. Cuna de los Hot 5 Hot y Hot 7 de Louis Armstrong, del jazz con metro de dos tiempos e improvisación solista, escenario de Bix Beiderbecke, querencia de Benny Goodman, más … leer más

MÚSICA

Un rosario

Gaby Comte

Sergio Pujol

El pacto autorreferencial que firmaron los cantautores a partir de los años sesenta produjo un cambio copernicano en las leyes de la canción popular. Nada volvió a ser como antes; la ficción del intérprete/autor … leer más

ver más de MÚSICA