MÚSICA

Make It Be

R. Stevie Moore / Jason Falkner

Pablo S. Alonso

Santo patrón del lo-fi. Titán del power pop. Estas sentencias, entre muchas otras, les caben a R. Stevie Moore y a Jason Falkner, respectivamente.

Desde principios de los setenta, R. Stevie Moore hizo un arte de la grabación casera: cientos de casetes y ediciones en vinilo y luego CD (y muchísimo CD-R), con un índice de productividad (su Bandcamp es más grande que Montecarlo) que hace quedar a alguien como Robert Pollard (Guided By Voices) como un perezoso diletante. Su influencia, tanto en actitud como en estilo, ha permeado a punto tal que Ariel Pink sin Moore sería impensable tal como se lo conoce, algo explicitado en un disco conjunto mayoritariamente tedioso pero con un título insuperable (Ku Klux Glam, 2012).

Jason Falkner, en cuyo estudio casero grabaron Moore y Pink parte de aquel álbum, se hizo notar como integrante de dos grupos que deberían-haberla-pegado-pero-no: Jellyfish y The Grays. Tampoco tuvo éxito como solista en plan one man band, pese a ser editado en un principio por una major: su principal fuente de ingreso está en su labor como sesionista, sobre todo en producciones de Nigel Godrich, como las de Beck (a quien acompañó en su segunda visita a la Argentina), Air o Paul McCartney.

Finalmente, casi cinco años después de su grabación, Moore y Falkner editaron Make It Be, el cual —más allá del añejamiento de las sesiones y de que la mayoría del repertorio sean reversiones del canon de Moore— es por robo de lo mejor de 2017. Si hay algo que ambos músicos tienen en común, más allá de los placeres de la grabación casera, es el entendimiento innato de qué hace funcionar a una canción, en conjunción con un gusto por la desviación de la norma apenas insinuado en la discografía de Falkner pero una constante en la de Moore.

Aun con un audio alejado del estándar profesional de hoy (por suerte), Make It Be es el disco de Moore que mejor suena. Obviamente, salvo una trompeta en la versión del clásico de Huey “Piano” Smith “Don’t You Just Know It” (en la que R. Stevie afecta una multitud de voces, incluyendo la de un nene de tres años), entre ambos se ocupan de todas las voces e instrumentos. Falkner hizo que las canciones de Moore que eligió regrabar alcancen sus versiones definitivas, con ambientes espectrales y atemporales logrados con una combinación de instrumentos y procesadores vintage: abundan los placeres aurales.

La mayoría de las novedades son improvisaciones instrumentales (también publicaron un EP virtual de diálogos entre guitarras), aunque hay una gran nueva canción (“Sincero Amore”) que combina lo mejor de ambos. Aparte de la idiosincrasia en composición, arreglos y producción, otra cosa que hace a Make It Be un gran álbum es la digresión mooreana: las canciones son interrumpidas no sólo por los instrumentales sino también por los monólogos y comentarios de Moore (con dieciocho tracks y casi una hora, hay tiempo para todo). Cierra con un típico fluir de conciencia de Moore, en el que le habla a un grabador para capturar una “asombrosa idea para el disco de Jason”: un tema titulado “Falkner Walk”. Pun intended, Moore tararea un walking imitando un contrabajo.

Frases como “secreto mejor guardado” aplican a estos dos artistas. Pero Moore hizo tanto, ajeno a cualquier idea de filtro, que empezar por el disco equivocado puede desbaratar la idea de que estamos frente a un genio —un documental titulado, precisamente, I’m a Genius (And There’s Nothing I Can Do About It), tampoco ayuda a la causa—. Ahí está el valor adicional de Make It Be, en el que Falkner (de quien cualquier disco solista da cuenta de su artesanía pop) ayuda a Moore a hacer no sólo un gran álbum sino también una perfecta introducción —probar además con el clásico Phonography o el compilado Meet The R. Steve Moore!— a una obra verdaderamente única.

 

R. Stevie Moore y Jason Falkner, Make It Be, Bar/None Records, 2017.

MÚSICA

Daylight Ghosts

Craig Taborn

Marcelo Cohen

Pudo comprobarse en los dos conciertos que Craig Taborn dio en Buenos Aires en los últimos años, uno de piano solo, otro en trío con Chess Smith y Matt Manieri: su música maravilla. No … leer más

MÚSICA

Reminiscencias

EPN Trío

Abel Gilbert

La reminiscencia es un recuerdo ligero. Lejanía presente. Un residuo, podría decirse, anzuelo que sirve para llegar a una forma más activa de la memoria. El EPN Trío, un miniensamble tan curioso como fantasmal … leer más

MÚSICA

Interludios melancólicos

muta.DOMO.i

Abel Gilbert

muta.DOMO.i llama la atención desde su propio nombre: esa minúscula inicial, gracia tipográfica que a su vez invoca el signo de lo que se transforma. Novedad presentada con letra chica aunque para hacerse grande. … leer más

MÚSICA

Gary Peacock Now This Trio en la Usina del Arte

Sergio Pujol

Anochecer de un miércoles de noviembre, cuando las cartas del año están echadas y un tanto ridículamente uno empieza a imaginar balances inútiles. De pronto, en los galpones de la vieja empresa de luz … leer más

MÚSICA

Halo

Juana Molina

Pablo Schanton

Tiquitiqui tiquitiqui van cortando y ¡op! se la llevan. El comentario ilustra la coreo Animal Planet de hormigas descuartizando una hoja. Hará un mes que el videíto gira en @soyjuanamolina, mientras su dueña lo hace por el mundo presentando … leer más

MÚSICA

Eucalyptus

Avey Tare

Eric Olsen

Animal Collective marcó un antes y un después para una generación de artistas. Dos meses habían transcurrido de su mítica presentación en La Trastienda Club cuando la banda sacó Merriweather Post Pavilion (2009), su … leer más

MÚSICA

The Corea/Gadd Band en el Teatro Gran Rex

Pablo S. Alonso

La Corea/Gadd Band entra con las luces encendidas, y encendidas quedan las luces por pedido expreso de Chick Corea. La cocción a fuego lento de “Night Streets”, de My Spanish Heart, uno de los … leer más

MÚSICA

Joe Lovano Classic Quartet en la Usina del Arte

Sergio Pujol

Cuando se le pregunta a Joe Lovano por la música que está haciendo en 2017, el gran saxofonista tenor, laureado hasta el tope de un arte de recepción social discreta, se apresura a responder, … leer más

MÚSICA

Escalator

Ken Vandermark / Klaus Kugel / Mark Tokar

Marcelo Cohen

Chicago, la musical. Cuna de los Hot 5 Hot y Hot 7 de Louis Armstrong, del jazz con metro de dos tiempos e improvisación solista, escenario de Bix Beiderbecke, querencia de Benny Goodman, más … leer más

MÚSICA

Un rosario

Gaby Comte

Sergio Pujol

El pacto autorreferencial que firmaron los cantautores a partir de los años sesenta produjo un cambio copernicano en las leyes de la canción popular. Nada volvió a ser como antes; la ficción del intérprete/autor … leer más

ver más de MÚSICA