OTRAS LITERATURAS

Desayuno de campeones

Kurt Vonnegut

Oliverio Coelho

Sumirse en Desayuno de campeones no sólo implica reencontrarse con la voz de un escritor sin precursores. Vonnegut inventó un tono desenfadado, un modo de cortejar al lector, una manera de escribir fuera de cualquier canon o convención, sin proponer la ilegibilidad como signo de complicidad. Decir que es inclasificable es poco o nada. Casi ningún escritor saldría airoso del desafío de abreviar la historia del siglo XX norteamericano contada para extraterrestres, administrando además todo el caudal satírico –y sentimental– que presenta un relato apuntalado por un verosímil simple: todo parece creado o descubierto por un narrador voraz, atemporal, una especie de demiurgo o mago que manipula a sus personajes como marionetas y no se preocupa por ocultar los hilos. Las ilustraciones –hechas por el mismo Vonnegut– no hacen más que reforzar un verosímil extraído de un cuento de hadas. 

Acompañar a los protagonistas, por un lado Kilgore Trout (un escritor estrambótico e impulsivo) en la ruta del fracaso, y por otro a Dwayne Hoover (un millonario tiranizado por la ecolalia) en su desopilante y esquizofrénica interioridad, resulta una experiencia ciclotímica difícil de definir: de la diversión a la compasión, y viceversa. El desfasaje entre tono y contenido produce al principio un efecto de sorpresa, y luego de fascinación rabiosa. Pero más allá de Kilgore y Dwayne está, sobre todo, la aventura herética del narrador, que escapa a todas las convenciones y que en el tramo final del libro empieza a dialogar con sus personajes, enseñándoles su propia naturaleza. Así Vonnegut practica un corte transversal sobre el cuerpo de la ficción y disecciona sus mecanismos: sin aviso, sin dejar rastros, rompe el tejido literario, a la manera de una mano que desarma una maqueta, y genera en la escritura una suerte de tridimensionalidad. El creador del universo, el demiurgo literario, irrumpe en escena. Tal vez por esa ruptura formal, Desayuno de campeones, entre las novelas de Vonnegut, sea la más innovadora sin ser menor o mayor. Un lector futuro, ese lector extraterrestre libre de convenciones y prejuicios en cuya piel nos sentimos por un rato, al terminar la lectura hereda un dispositivo crítico, estrafalario pero infalible, para preservarse de la alienación. Sin haber postulado sus ficciones al trono periódicamente disputado de la gran novela americana, Vonnegut escribió novelas americanas insólitas y tentaculares, que a largo plazo son enormes por sus efectos simbólicos. 

 

Kurt Vonnegut, Desayuno de campeones, traducción de Carlos Gardini, La Bestia Equilátera, 2013, 299 págs.

OTRAS LITERATURAS

La Esposa joven

Alessandro Baricco

Inés Arteta

Las novelas de Baricco buscan la convivencia de lo onírico con lo real y La Esposa joven no es la excepción. Además, se propone como una fábula: una familia italiana vive, en los albores … leer más

OTRAS LITERATURAS

Mendelssohn en el tejado

Jiří Weil

Patricio Lenard

Los nazis no sólo quemaron libros y ejercieron la censura en su afán por “desjudaizar” la cultura. Goebbels se proponía identificar los orígenes raciales de todos los compositores y libretistas alemanes; el Instituto de … leer más

OTRAS LITERATURAS

Beverly

Nick Drnaso

Javier Mattio

Con la excepción de algunos fanzines y colaboraciones en antologías, poco era lo que se conocía del joven Nick Drnaso (Palos Hills, Illinois, 1989) hasta la aparición de Beverly, uno de los más entusiastas … leer más

OTRAS LITERATURAS

El gigante enterrado

Kazuo Ishiguro

Juan F. Comperatore

De los varios rostros que Kazuo Ishiguro viene ofreciendo a sus lectores, este quizá sea el que más perplejos los ha dejado. Sin dejar de interrogar sus temas habituales (la mixtura entre recuerdo, olvido … leer más

OTRAS LITERATURAS

La Reserva Nacional Pushkin

Sergéi Dovlátov

Manuel Crespo

Durante la mayor parte de su vida, Sergéi Donátovich Dovlátov ni siquiera tuvo la fortuna de ser considerado un escritor de culto. Publicó poco y recién fue reconocido en Rusia años después de una … leer más

OTRAS LITERATURAS

Estanque

Claire-Louise Bennett

Leonardo Sabbatella

En soledad no hay que rendirle cuentas a nadie; se vive en una especie de zona liberada donde el único criterio de realidad válido es el que la misma soledad define. Así vive la … leer más

OTRAS LITERATURAS

El invisible

Ge Fei

Juan F. Comperatore

Suele asociarse la literatura china a una suerte de exotismo de exportación; paisajes rurales, ciruelos y parábolas serían parte de su manido repertorio. El invisible, la primera novela publicada en castellano del escritor chino … leer más

OTRAS LITERATURAS

Tres cuentos

J.M. Coetzee

Inés Arteta

Tres cuentos es un volumen integrado por tres relatos que condensan el conocido estilo metafísico, alegórico y al tiempo llano y sin pretensiones de la obra de J.M. Coetzee, atenta siempre a ciertos flagelos, … leer más

OTRAS LITERATURAS

Lo demás

Robin Myers

Alejandro Crotto

Me acuerdo de la noche en que escuché por primera vez un poema de Robin Myers. Me acuerdo de la fuerza de sus versos: “I would live from flash to singular blinding flash if … leer más

OTRAS LITERATURAS

Contemplar el océano

Dominique Ané

Manuel Crespo

Diseñado para ser leído en una sentada, el segundo libro del músico francés Dominique Ané retoma una búsqueda literaria que hace de la impresión fugaz un sistema, de la autobiografía un combustible y de … leer más

ver más de OTRAS LITERATURAS