OTRAS LITERATURAS

Desayuno de campeones

Kurt Vonnegut

Oliverio Coelho

Sumirse en Desayuno de campeones no sólo implica reencontrarse con la voz de un escritor sin precursores. Vonnegut inventó un tono desenfadado, un modo de cortejar al lector, una manera de escribir fuera de cualquier canon o convención, sin proponer la ilegibilidad como signo de complicidad. Decir que es inclasificable es poco o nada. Casi ningún escritor saldría airoso del desafío de abreviar la historia del siglo XX norteamericano contada para extraterrestres, administrando además todo el caudal satírico –y sentimental– que presenta un relato apuntalado por un verosímil simple: todo parece creado o descubierto por un narrador voraz, atemporal, una especie de demiurgo o mago que manipula a sus personajes como marionetas y no se preocupa por ocultar los hilos. Las ilustraciones –hechas por el mismo Vonnegut– no hacen más que reforzar un verosímil extraído de un cuento de hadas. 

Acompañar a los protagonistas, por un lado Kilgore Trout (un escritor estrambótico e impulsivo) en la ruta del fracaso, y por otro a Dwayne Hoover (un millonario tiranizado por la ecolalia) en su desopilante y esquizofrénica interioridad, resulta una experiencia ciclotímica difícil de definir: de la diversión a la compasión, y viceversa. El desfasaje entre tono y contenido produce al principio un efecto de sorpresa, y luego de fascinación rabiosa. Pero más allá de Kilgore y Dwayne está, sobre todo, la aventura herética del narrador, que escapa a todas las convenciones y que en el tramo final del libro empieza a dialogar con sus personajes, enseñándoles su propia naturaleza. Así Vonnegut practica un corte transversal sobre el cuerpo de la ficción y disecciona sus mecanismos: sin aviso, sin dejar rastros, rompe el tejido literario, a la manera de una mano que desarma una maqueta, y genera en la escritura una suerte de tridimensionalidad. El creador del universo, el demiurgo literario, irrumpe en escena. Tal vez por esa ruptura formal, Desayuno de campeones, entre las novelas de Vonnegut, sea la más innovadora sin ser menor o mayor. Un lector futuro, ese lector extraterrestre libre de convenciones y prejuicios en cuya piel nos sentimos por un rato, al terminar la lectura hereda un dispositivo crítico, estrafalario pero infalible, para preservarse de la alienación. Sin haber postulado sus ficciones al trono periódicamente disputado de la gran novela americana, Vonnegut escribió novelas americanas insólitas y tentaculares, que a largo plazo son enormes por sus efectos simbólicos. 

 

Kurt Vonnegut, Desayuno de campeones, traducción de Carlos Gardini, La Bestia Equilátera, 2013, 299 págs.

OTRAS LITERATURAS

Los días de Jesús en la escuela

J.M. Coetzee

Juan F. Comperatore

Luego de algunos elogios dubitativos y la parva de críticas no menos erráticas con las que fue recibida su novela anterior, J.M. Coetzee vuelve al ruedo y ofrece la segunda parte de un proyecto … leer más

OTRAS LITERATURAS

Todos los cuentos

Raymond Carver

Inés Arteta

Con este título, Anagrama ha reunido en un solo volumen la obra narrativa de Raymond Carver: ¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor?, De qué hablamos cuando hablamos de amor, Catedral, Tres rosas … leer más

OTRAS LITERATURAS

Dios lo bendiga, señor Rosewater

Kurt Vonnegut

Marcos Crotto

Kurt Vonnegut maneja como nadie la tendencia del ser humano a desatar desastres colectivos, sea por impericia, maldad, instinto o mera estupidez. Sus novelas han recorrido la Segunda Guerra Mundial, el Holocausto, las religiones … leer más

OTRAS LITERATURAS

Babilonia

Yasmina Reza

Manuel Crespo

Durante sus primeras setenta u ochenta páginas, Babilonia es una novela sobre fotografías. La narradora, Elisabeth, salta de una a otra imagen con la desesperación de no poder descifrar lo que ellas esconden o … leer más

OTRAS LITERATURAS

La maldición de Lono

Hunter S. Thompson

Federico Romani

En 1980, Hunter S. Thompson recibe la propuesta de una revista deportiva semidesconocida llamada Running para cubrir en Hawái la maratón de Honolulú (el “superbowl de las maratones”, como se la conoce en el … leer más

OTRAS LITERATURAS

Sanatorio La Clepsidra

Bruno Schulz

Juan F. Comperatore

Las ficciones de Bruno Schulz son piezas repletas de bifurcaciones y desvíos. Más aún: espacios para el despliegue de aquellos acontecimientos que el tiempo no logra abarcar. Concretamente, son piezas en las que un … leer más

OTRAS LITERATURAS

Toda la verdad

Mike Tyson

Vicente Montañés

“A veces me odio. Nunca quise ser ‘Iron’ Mike”, ha dicho Mike Tyson. André Agassi dijo algo parecido. ¿El deporte de élite no lleva a la felicidad? Este libro narra la agitada vida de … leer más

OTRAS LITERATURAS

Brújula

Mathias Enard

Raúl A. Cuello

  En Brújula, el profesor de árabe Mathias Enard se disfraza de Franz Ritter, un musicólogo de origen austríaco que propone la empresa —un tanto ambiciosa— de abarcar el mundo con palabras. Porque ante … leer más

OTRAS LITERATURAS

La vegetariana

Han Kang

Jorge Carrión

La protagonista de esta novela inquietante y magistral, que ganó el Man Booker International del año pasado, decide dejar de comer carne a causa de las pesadillas que sufre cada noche. Esa decisión incendia … leer más

OTRAS LITERATURAS

Según venga el juego

Joan Didion

Inés Arteta

“Quizás tuviera todos los ases para ganar, pero ¿a qué jugaba?”, se pregunta Maria Wyeth, la protagonista de Según venga el juego, la novela de Joan Didion (Sacramento, 1934) erigida con un soberbio pesimismo, … leer más

ver más de OTRAS LITERATURAS