A propósito de la reseña de Marcelo Cohen sobre “Bending Bridges / Mechanical Malfunction”, de Mary Halvorson

Pequeña corrección a la nota de Marcelo. Jessica Pavone es violista y no cellista y el dúo a veces anda por el lado del folk pero, en ocasiones, circula por carriles más experimentales –e indefinibles. Abrazo.

Diego Fischerman, 24 de junio de 2013

 

Diego, agradezco la precisión sobre Jessica Pavone: poner violonchelista por violista fue un despiste que, por suerte, ahora que está reparado no va a afectar a los lectores. En cuanto a la música del dúo con Halvorson: como las reseñas obligan a sintetizar, opté por parafrasear las definiciones de Spencer Grady en el sitio de la BBC (“montaje de folk de cámara mutante”), Nate Chinen en el New York Times (“amalgama de rock experimental, folk y música de cámara) y de la propia Halvorson, que en una entrevista para el sitio Spectrum Culture, cuando Rodger Coleman le pregunta si lo que hace con Pavone es “una especie de música de cámara folk-rock”, responde que, bueno, bien puede decirse que es eso. A mi oído le pareció que la pegaban bastante.

Marcelo Cohen, 27 de junio de 2013

A propósito de “El Salón del Libro de París y algunos berrinches”, de Marcelo Cohen

Rectificaciones: por diferentes vías se me hizo notar que en mi nota de la sección Discusión del jueves 6 de febrero incurrí en inexactitudes y negligencias informativas. Por reparación de los perjudicados, entre otras cosas, quiero rectificar. Clarín se apropió de y editó a su manera las declaraciones que Beatriz Sarlo en realidad hizo a una periodista de Infobae y reprodujo verbatim en La Nación. (Y es verdad que Sarlo siempre se ha negado a viajar a encuentros internacionales a cuenta de instituciones oficiales, nacionales o porteñas). El detallado comentario de Martín Caparrós sobre el asunto Salón del Libro de París, groseramente podado por Clarín, puede leerse en toda amplitud en su blog. No es cierto que Damián Tabarovsky y Martín Kohan hayan usado –como escribí– sus respectivas columnas habituales en Perfil para hacer precisiones y declaraciones; las escribieron en otras columnas, ad hoc, a iniciativa del editor del diario; en el caso de Kohan, para refutar información falsa que había difundido TN. (Por supuesto, en este mundo nadie puede desconocer que cada declaración de una persona pública propaga incontrolables olas en todos los sentidos; del oleaje del caso trataba mi nota).

Marcelo Cohen, 10 de febrero de 2014