TEATRO

Como si pasara un tren

Lorena Romanín

Román Setton

A contrapelo de buena parte del panorama actual porteño, sin pretenciosas vueltas de tuerca, sin guiños al espectador, sin autorreferencialidad, Como si pasara un tren muestra de manera ejemplar todo lo que se puede hacer con tres grandes actores, una obra excelentemente estructurada, diálogos inteligentes y una escenografía y puesta en escena al servicio del drama. En ese sentido, la representación da cuenta de las nupcias felices entre el teatro y el drama, un hecho poco frecuente desde principios del siglo XX, tal como ya lo había señalado tempranamente Lukács en su Historia evolutiva del drama moderno.

En sesenta minutos de una intensidad imparable, con una sutil y enorme comicidad, con momentos de tremendo dramatismo, vemos desarrollarse los vínculos de Juan Ignacio (Guido Botto Fiora), su madre Susana (Silvia Villazur) y su prima Valeria (Luciana Grasso). Valeria llega desde la capital a pasar unos días con su primo y su tía, que viven en una pequeña ciudad del interior. La obra rechaza cualquiera de los motivos fáciles de la oposición campo/ciudad: menosprecio de corte, alabanza de aldea, así como el desprecio de la vida rural desde una perspectiva superada del habitante del mundo urbano. Por el contrario, la visita genera pequeñas tensiones y grandes cambios tanto en la vida de los personajes de la pequeña ciudad como en la prima citadina que llega de visita. En este marco, se desarrollan los conflictos de Juan con su padre ausente, con su madre presente y con su prima visitante, así como los conflictos de Vale con su madre ausente y su tía presente. En los conflictos con los personajes ausentes, la obra hace un gran trabajo con el “fuera de escena”.

Cuando finaliza la pieza, ninguno de los tres personajes es el mismo. De todos, Juan es quien realiza los cambios más significativos, pues en el marco de una dramaturgia minimalista logra salir del hogar y dar los primeros pasos en una especie de novela de educación, cuya contracara es el aprendizaje de Susana, que debe transitar el aprendizaje y la módica, progresiva independencia de su hijo. En este vínculo, que a su vez pone en juego la paradoja de la educación, la conquista de la autonomía que debe estar mediada por la heteronomía, Vale funciona como mediadora entre la autoridad de la madre y los deseos del hijo, que —según la ocasión y las contingencias— pueden o no cumplirse y producir desdichas o satisfacciones. De este modo, la obra recupera la buena vieja tradición de los conflictos domésticos y cotidianos, que comenzó a indagar el teatro del siglo XVIII y aún está presente en gran parte del mejor cine actual.

 

Como si pasara un tren, dramaturgia y dirección de Lorena Romanín, Camarín de las Musas, Buenos Aires.

TEATRO

Kantor. Wielopole, Mezrich, Wielopole

Mariana Obersztern

María Fernanda Pinta

“A partir de ese momento, una cosa fue clara para mí: era Tadeusz Kantor aquello polaco que mi padre elegía para darme”. Con esta confesión, Mariana Obersztern recuerda cuando su padre compró entradas y … leer más

TEATRO

El carterista

Gerardo Naumann

Marcelo Pitrola

El público se reúne y espera en la vereda del pequeño pero siempre versátil espacio teatral Elefante. Al ingresar ―resulta difícil no anticipar un poco la experiencia―, se descubre que la platea está ubicada … leer más

TEATRO

El ritmo (Prueba 5)

Matías Feldman

Daniela Berlante

La Compañía Buenos Aires Escénica, dirigida por Matías Feldman, viene desarrollando hace cuatro años un trabajo sostenido de investigación teatral que aborda diferentes aspectos de lo escénico: desde el lenguaje y la percepción hasta … leer más

TEATRO

Tarascones

Gonzalo Demaria

Lía Noguera

“¿Qué es la amistad sino una proximidad tal que no es posible hacerse ni una representación ni un concepto de ella?”, se pregunta Giorgio Agamben en un ensayo titulado “El amigo”. Cuando la cercanía … leer más

TEATRO

La terquedad

Rafael Spregelburd

Graciela Speranza

A las obras de Rafael Spregelburd se llega con la expectativa de un vendaval que agita el pensamiento y sacude los sentidos. Sopla infalible desde hace años, con torbellinos de imaginación, inteligencia y gracia, … leer más

TEATRO

La teoría del drama burgués del siglo XVIII

Peter Szondi

Marcelo Pitrola

Hay un notable hiato en el canon teatral dominante: se estudian y se versionan textos de los siglos XVI, XVII, XIX o XX. Heredado, usado, muy de tanto en tanto cuestionado o disputado, el … leer más

TEATRO

Pasolini

Matías Feldman

Mariano López Seoane

Pier Paolo Pasolini fue asesinado brutalmente en noviembre de 1975. Eso dice la historia oficial. En la obra de Matías Feldman sigue entre nosotros, sostenido en una suerte de coma gracias al progreso de … leer más

TEATRO

Escritos. 1975-2015

Mauricio Kartun

Marcelo Pitrola

¿Es posible encontrar en un mismo libro un breviario teórico-práctico de dramaturgia macerado por años de experiencia docente, una revisión de muchos de los debates estéticos del teatro del siglo XX, un recorrido ensayístico … leer más

TEATRO

Himalaya

Juan Fiori

Mariano López Seoane

Encofrada en una sala tamaño dedal, Himalaya propone un viaje por los picos más altos del arte de la ilusión. La obra de Juan Fiori parece querer darle nueva vida a un sintagma exhausto: … leer más

TEATRO

Come en casa Borges / El perico tumba la paloma

Marc Caellas

Jorge Carrión

Con sus apropiaciones de textos literarios, trasladados a contextos inesperados para generar nuevas lecturas, Marc Caellas está creando su propio canon de la literatura universal. Un canon vila-matiano, pero no libresco, sino vivo y … leer más

ver más de TEATRO