TEATRO

Cuando vuelva a casa voy a ser otro

Mariano Pensotti

Marcelo Pitrola

El deseo de ser otro está entre los fundamentos de toda ficción, tanto en su producción como en su recepción, muchas veces incluso en el propio argumento —ahí están Don Quijote, casi cualquier novela moderna o tantos cuentos de Borges, si hacen falta evidencias—. Las creaciones teatrales de Mariano Pensotti tematizan esta cuestión: en aquellos Cineastas que con sus películas hechas de procedimientos teatrales borroneaban los límites entre la ficción y la vida, en los cuatro ya no tan jóvenes de El pasado es un animal grotesco que dejaban lo que creían que iban a ser para encontrarse con lo que eran y, más lejos en el tiempo, en aquel joven de Vapor que se hacía pasar por amigo de la infancia para visitar moribundos.

Cuando vuelva a casa voy a ser otro comienza cuando un ex militante revolucionario de los setenta se entera de que mientras estaban excavando para hacer una pileta en el jardín de la que fue su casa encontraron bolsas con objetos que él había enterrado durante la dictadura y había dado por perdidos. Así, cuarenta años después, se ve enfrentado a los restos de una persona que ya no es. Reconoce todos los objetos salvo un cassette, que va a disparar las varias historias que se entrecruzan: Manuel, el hijo director teatral, que intenta recuperar su prestigio haciendo otra vez la obra que lo consagró (guiño divertido que envía a El pasado…)  y, cuando está en eso, se da cuenta de que hay un impostor que se apropió de su creación; una cantante que lidera un grupo de rock y se encuentra con una historia de su padre desaparecido que cambiará su destino musical; un político de izquierda cuya pareja entra en crisis cuando pierde las elecciones y ya no encuentra sentido en su actividad política, y más. Todos los personajes ven tambalear la imagen que tienen de sí mismos, como si sus identidades hubieran sido hasta ese momento artificiales, teatrales, pero la salida no parece estar sino en el acceso a una nueva ficción en la que creer.

Al igual que en las otras obras de Pensotti, Mariana Tirantte crea un potente dispositivo escénico que opera como multiplicador del sentido de la dramaturgia: en este caso, dos cintas transportadoras siempre en movimiento van haciendo pasar las escenas y los objetos. Por otra parte, se usan recursos, teatrales y cómicos, que parecen provenir de un viejo museo de arqueología que busca preservar los rastros materiales de otras eras. La obra indaga en la arqueología de estas vidas, en las capas “geológicas” de estas familias, como todas atravesadas por continuidades y discontinuidades. Los actores (notables Mauricio Minetti, Santiago Gobernori, Andrea Nussembaum, Javier Lorenzo y Juliana Muras), con destreza técnica, entran y salen de la ficción, encarnan las frágiles identidades de sus criaturas, el vértigo del tiempo y las mutaciones que las atraviesan. A la manera brechtiana, unos carteles narrativos hacen avanzar las historias e interactúan lúdicamente con las escenas.

Las obras de Pensotti fuerzan los bordes de la especificidad teatral y la estiran hacia otras artes o, más precisamente, convierten en teatro procedimientos de otros lenguajes artísticos: el cine, la literatura narrativa, las artes visuales. Es como si sus obras llevaran en sí el deseo del teatro de ser otra disciplina artística, como los personajes que luchan por ser otros, como los propios espectadores que al salir de ver la obra y volver a casa descubren que son otros.

 

Cuando vuelva a casa voy a ser otro, dramaturgia y dirección de Mariano Pensotti, escenografía y vestuario de Mariana Tirantte, Centro Cultural General San Martín, Buenos Aires.

TEATRO

Remar (un destino impropio)

Mariano Saba

Pablo Potenza

“El destino es un error de lectura”, le dice Rawson a Boris en uno de los tantos momentos de zozobra que padecen ambos personajes de Remar (un destino impropio), la obra de Mariano Saba … leer más

TEATRO

Arde brillante en los bosques de la noche

Mariano Pensotti

Marcelo Pitrola

En un juego dinámico de encastres sucesivos las ficciones crecen dentro de las ficciones y se intrincan unas con otras. Hay una obra de marionetas que en un momento van a ver un espectáculo … leer más

TEATRO

Oberek, un bemol mayor

Mariana Obersztern

Marcelo Pitrola

En el espacio escénico, un piano de cola. Una pianista toma asiento y comienza tocar, acompañada por una orquesta que fue filmada y es proyectada en una gran pantalla. La pianista, también actriz, se … leer más

TEATRO

Caravana

Amparo González Sola / Juan Onofri Barbato

Mariano López Seoane

Caravana es un trabajo de exploración, de tanteo de límites. El público es invitado a contemplar el funcionamiento de una suerte de laboratorio en el que se separa a los seres de su ambiente … leer más

TEATRO

Parias

Antón Chéjov / Guillermo Cacace / Juan Ignacio Fernández

Marcelo Pitrola

Por la autobiografía artística de Stanislavski Mi vida en el arte, se sabe que Chéjov luchaba con denuedo contra la instalada interpretación de sus textos a partir del famoso “tedio chejoviano”. Una cosa es … leer más

TEATRO

Eva Perón / El homosexual o la dificultad de expresarse

Copi / Marcial Di Fonzo Bo

Mariano López Seoane

La llegada de Copi al Teatro Nacional Cervantes es un acontecimiento afín a la sanción de las leyes de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género. Estamos ante marcas de la definitiva domesticación de la … leer más

TEATRO

El bululú

Osqui Guzmán / Leticia Gonzalez de Lellis

Romina Ronda

Osqui Guzmán sale a escena en la gran sala del teatro Timbre 4 y la conexión con el espectador es inmediata. La cuarta pared es la que está detrás del público, y entre este … leer más

TEATRO

Diarios del odio

Roberto Jacoby / Syd Krochmalny / Silvio Lang

Ariel Schettini

Si las perspectivas desde las que se puede hablar de la puesta en escena de Diarios del odio, de Roberto Jacoby y Syd Krochmalny, son tan plurales, es porque se trata de una obra … leer más

TEATRO

La alegría

Ignacio Apolo

Marina Locatelli

Cuando Cary, la madre interpretada por Jane Wyman en Lo que el cielo nos da, el emblemático film de Douglas Sirk de 1955, se ve censurada por sus hijos por tener un novio mucho … leer más

TEATRO

Gurisa

Toto Castiñeiras

Román Setton

Desde fines del siglo XIX, muchos son los teóricos y críticos que han anunciado la exclusión del drama del ámbito del teatro, que vaticinaron que el escenario habría de limitarse únicamente al espectáculo. Tendrían … leer más

ver más de TEATRO