TEATRO

Himalaya

Juan Fiori

Mariano López Seoane

Encofrada en una sala tamaño dedal, Himalaya propone un viaje por los picos más altos del arte de la ilusión. La obra de Juan Fiori parece querer darle nueva vida a un sintagma exhausto: “la magia del teatro”. Impacta de entrada la recreación del universo de la montaña: un dispositivo de telas pintadas oficia de cordillera; dispuestas irregularmente, dan sensación de profundidad y alcanzan incluso, con ayuda de un sencillo juego de luces, la autoridad de lo tectónico. El inspirado soundtrack, ejecutado en vivo con un equipo que reúne tecnología de punta con instrumentos rudimentarios, termina de situarnos en una intemperie refrescante. Himalaya es, entre otras cosas, un monumento al triunfo de la imaginación y el esfuerzo, una suerte de testimonio lírico de esa gran capacidad nacional, la de hacer castillos con palitos de helado o transformarse en reina de la noche tras una visita a un todo por dos pesos del Once.

Este triunfo, como es obvio, tiene su reflejo en el enrevesado ascenso del grupo de escaladores. Y es posible que hacer teatro independiente en la Argentina neoneoliberal sea en efecto tan heroico como escalar el Manaslu. Pero no quisiera reducir el valor de esta obra a su fuerza alegórica, que la tiene, ni a su ingenio titánico, indiscutible. Tampoco quisiera extenuarla haciendo una lista de los “temas” que plantea: los males del colonialismo, el machismo tóxico y obsceno de los deportes extremos, la opresión de género, la apropiación superficial de las tradiciones espirituales de Oriente, entre otros. De hecho, esta obra da cuenta del gran momento del teatro argentino independiente como espacio que ha sabido escapar elegantemente de la cárcel de la referencia. Tras ver Himalaya no pude evitar pensar, por contraste, en la triste situación de las obras de arte contemporáneo en los museos, capturadas por un sistema vetusto que las hace hablar de cosas “importantes”, “conceptuales”, “políticas” y que por eso mismo las mantiene amordazadas.

El mejor teatro argentino actual, y en eso Himalaya es sobresaliente, sostiene inclaudicablemente su derecho a imaginar nuevos mundos, a desoír el llamado de la responsabilidad social, comunitaria y política, a entregarse con alegría a la exploración de su propio flash. Y así, cautivados por un elenco de intérpretes que lleva a punto nieve todas las modulaciones del grotesco, experimentamos un ascenso que nos aleja progresivamente de nuestra realidad y sus convenciones. Y sí, en Himalaya los sherpas son explotados por un grupo de aventureros blancos que busca su dosis de peligro en el corazón de la tinieblas a expensas de la naturaleza y de quienes sabían habitarla sin destruirla. Pero ese punto de partida no da pie a una fosilizada crítica poscolonial sino a una exploración juguetona de las formas de emplear el lenguaje que es a la vez enternecedora, graciosa y salvajemente utópica. La obra imagina un habla para los sherpas que es un hallazgo cómico. Y una lengua de las cabras que anuda bestialidad y espíritu. Y dota de un timbre poético las maldiciones de la diosa temible que protege la montaña. Estas lenguas otras activan una fuga lírica que nos pone en trance y revela la clave de la obra: distante de nuestro presente, elevada, nos invita a imaginar de qué otro modo podemos hablar, de qué otra forma podemos vivir, quiénes podemos llegar a ser.

 

Himalaya, dramaturgia y dirección de Juan Fiori, Ladran Sancho, Buenos Aires.

TEATRO

Diarios del odio

Roberto Jacoby / Syd Krochmalny / Silvio Lang

Ariel Schettini

Si las perspectivas desde las que se puede hablar de la puesta en escena de Diarios del odio, de Roberto Jacoby y Syd Krochmalny, son tan plurales, es porque se trata de una obra … leer más

TEATRO

La alegría

Ignacio Apolo

Marina Locatelli

Cuando Cary, la madre interpretada por Jane Wyman en Lo que el cielo nos da, el emblemático film de Douglas Sirk de 1955, se ve censurada por sus hijos por tener un novio mucho … leer más

TEATRO

Gurisa

Toto Castiñeiras

Román Setton

Desde fines del siglo XIX, muchos son los teóricos y críticos que han anunciado la exclusión del drama del ámbito del teatro, que vaticinaron que el escenario habría de limitarse únicamente al espectáculo. Tendrían … leer más

TEATRO

Kantor. Wielopole, Mezrich, Wielopole

Mariana Obersztern

María Fernanda Pinta

“A partir de ese momento, una cosa fue clara para mí: era Tadeusz Kantor aquello polaco que mi padre elegía para darme”. Con esta confesión, Mariana Obersztern recuerda cuando su padre compró entradas y … leer más

TEATRO

El carterista

Gerardo Naumann

Marcelo Pitrola

El público se reúne y espera en la vereda del pequeño pero siempre versátil espacio teatral Elefante. Al ingresar ―resulta difícil no anticipar un poco la experiencia―, se descubre que la platea está ubicada … leer más

TEATRO

El ritmo (Prueba 5)

Matías Feldman

Daniela Berlante

La Compañía Buenos Aires Escénica, dirigida por Matías Feldman, viene desarrollando hace cuatro años un trabajo sostenido de investigación teatral que aborda diferentes aspectos de lo escénico: desde el lenguaje y la percepción hasta … leer más

TEATRO

Tarascones

Gonzalo Demaria

Lía Noguera

“¿Qué es la amistad sino una proximidad tal que no es posible hacerse ni una representación ni un concepto de ella?”, se pregunta Giorgio Agamben en un ensayo titulado “El amigo”. Cuando la cercanía … leer más

TEATRO

La terquedad

Rafael Spregelburd

Graciela Speranza

A las obras de Rafael Spregelburd se llega con la expectativa de un vendaval que agita el pensamiento y sacude los sentidos. Sopla infalible desde hace años, con torbellinos de imaginación, inteligencia y gracia, … leer más

TEATRO

La teoría del drama burgués del siglo XVIII

Peter Szondi

Marcelo Pitrola

Hay un notable hiato en el canon teatral dominante: se estudian y se versionan textos de los siglos XVI, XVII, XIX o XX. Heredado, usado, muy de tanto en tanto cuestionado o disputado, el … leer más

TEATRO

Como si pasara un tren

Lorena Romanín

Román Setton

A contrapelo de buena parte del panorama actual porteño, sin pretenciosas vueltas de tuerca, sin guiños al espectador, sin autorreferencialidad, Como si pasara un tren muestra de manera ejemplar todo lo que se puede … leer más

ver más de TEATRO