TEATRO

Remar (un destino impropio)

Mariano Saba

Pablo Potenza

“El destino es un error de lectura”, le dice Rawson a Boris en uno de los tantos momentos de zozobra que padecen ambos personajes de Remar (un destino impropio), la obra de Mariano Saba que traduce la historia épica de Odiseo en clave argentina. La lectura, como forma del pensamiento, aparece aquí en toda su ambivalencia. Porque si quien escucha —lee— mal el habla porteña es un extranjero —el dios Poseidón reconvertido en el inversor desorientado Anuk—, el error puede volverse hallazgo humorístico: polio alude a poliomelitis, aunque pueda sonar como pollo, y picar quiere decir comer, además de pescar. Pero cuando son los argentinos quienes leen mal su propio destino, el error se convierte en tragedia. La cita del emblema de época estamos condenados al éxito es entonces pertinente: no es posible escapar de lo trágico si el destino se realiza como oxímoron.

Esta fantasía náutica piensa el presente argentino, además, gracias a la inversión de otra lectura ya fundacional: si Echeverría y Sarmiento percibieron la infinitud horizontal de la pampa como si fuera la extensión del mar, aquí es la puesta en escena mínima lo que nos sumerge inmediatamente en el agua. Los elementos son pocos y eficaces: un bote inmóvil sobre el piso, varios sonidos oportunos y la precisa dirección de actores, que tanto les permite jugar con la tradición popular —esas miradas hacia el público al mejor estilo Olmedo— como los impulsa a manejar técnicas corporales sofisticadas —los vemos nadar en un agua que no está—. El espacio despojado, signo del teatro antiespectacular que practica Mariano Saba, abre la brecha para que el conjunto viaje por el delta del Tigre, se estanque en unos pajonales pantanosos, salga luego al río y desemboque trágicamente en el mar.

Es que Rawson y Boris están en plena regata cuando un Poseidón invertido, que cambió la cola por una cabeza de pescado (¿rabioso?) y se hace hombre en el esquimal Anuk, los desvía y les hace perder el rumbo. Con la desorientación, el drama se hace presente para que los conflictos pongan en evidencia, siempre gracias al humor, ciertos rasgos del alma argentina. Linajes inmigratorios: ascendencia inglesa de Rawson y rusa de Boris, en disputa con italianos mafiosos y gallegos víctimas; lucha de clases: la jerarquía separa a Rawson, dirigente del club de remo, de Boris, el carpintero que debe mantener en buen estado los botes por un sueldo que nunca alcanza; el batacazo: Rawson acepta la apuesta de los italianos para salvar el club aun a riesgo de perderlo todo; la chantada: Anuk compra terrenos sin conocerlos y los encuentra completamente inundados; el rebusque: cuando la radio no funciona, insólitamente se bajan para buscar un toma en una tierra todavía cercana. Bajo estas condiciones no hace falta explicitar ninguna ideología, porque existe por debajo un fondo constitutivo: el hambre congénita de las clases populares, que Boris dice heredar de su abuelo ruso. Un hambre imposible de saciar.

Con todos los tiempos reunidos —remeros vestidos como tenistas de los setenta usan internet, o la radio a cuerda que también puede enchufarse—, el remo, metáfora de lucha, constancia y esfuerzo, viene desde la historia antigua hasta la realidad nacional para decir su verdadera odisea: en la Argentina siempre habrá que remarla.

 

Remar (un destino impropio), dramaturgia y dirección de Mariano Saba, Sportivo Teatral, Buenos Aires.

TEATRO

Orlando. Una ucronía disfórica

Emilio García Wehbi / Maricel Álvarez

Daniela Berlante

Quienes hayan seguido la trayectoria artística de Emilio García Wehbi y Maricel Álvarez podrán suponer que su Orlando. Una ucronía disfórica parte del texto de Virginia Woolf, nunca para transponerlo sino para reescribirlo. Y … leer más

TEATRO

Arde brillante en los bosques de la noche

Mariano Pensotti

Marcelo Pitrola

En un juego dinámico de encastres sucesivos las ficciones crecen dentro de las ficciones y se intrincan unas con otras. Hay una obra de marionetas que en un momento van a ver un espectáculo … leer más

TEATRO

Oberek, un bemol mayor

Mariana Obersztern

Marcelo Pitrola

En el espacio escénico, un piano de cola. Una pianista toma asiento y comienza tocar, acompañada por una orquesta que fue filmada y es proyectada en una gran pantalla. La pianista, también actriz, se … leer más

TEATRO

Caravana

Amparo González Sola / Juan Onofri Barbato

Mariano López Seoane

Caravana es un trabajo de exploración, de tanteo de límites. El público es invitado a contemplar el funcionamiento de una suerte de laboratorio en el que se separa a los seres de su ambiente … leer más

TEATRO

Parias

Antón Chéjov / Guillermo Cacace / Juan Ignacio Fernández

Marcelo Pitrola

Por la autobiografía artística de Stanislavski Mi vida en el arte, se sabe que Chéjov luchaba con denuedo contra la instalada interpretación de sus textos a partir del famoso “tedio chejoviano”. Una cosa es … leer más

TEATRO

Eva Perón / El homosexual o la dificultad de expresarse

Copi / Marcial Di Fonzo Bo

Mariano López Seoane

La llegada de Copi al Teatro Nacional Cervantes es un acontecimiento afín a la sanción de las leyes de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género. Estamos ante marcas de la definitiva domesticación de la … leer más

TEATRO

El bululú

Osqui Guzmán / Leticia Gonzalez de Lellis

Romina Ronda

Osqui Guzmán sale a escena en la gran sala del teatro Timbre 4 y la conexión con el espectador es inmediata. La cuarta pared es la que está detrás del público, y entre este … leer más

TEATRO

Diarios del odio

Roberto Jacoby / Syd Krochmalny / Silvio Lang

Ariel Schettini

Si las perspectivas desde las que se puede hablar de la puesta en escena de Diarios del odio, de Roberto Jacoby y Syd Krochmalny, son tan plurales, es porque se trata de una obra … leer más

TEATRO

La alegría

Ignacio Apolo

Marina Locatelli

Cuando Cary, la madre interpretada por Jane Wyman en Lo que el cielo nos da, el emblemático film de Douglas Sirk de 1955, se ve censurada por sus hijos por tener un novio mucho … leer más

TEATRO

Gurisa

Toto Castiñeiras

Román Setton

Desde fines del siglo XIX, muchos son los teóricos y críticos que han anunciado la exclusión del drama del ámbito del teatro, que vaticinaron que el escenario habría de limitarse únicamente al espectáculo. Tendrían … leer más

ver más de TEATRO